domingo, 30 de septiembre de 2018

Información destacada de la Marea Verde

#Caminando24y27O ¡Si nos movemos, cambiamos todo!

 

    ****************

¡¡Firma la petición para derogar la LOMCE ya!!

(Redes por una nueva política educativa) 


****************

Calendario de acciones Marea Verde Madrid para la semana del 24 al 30 de septiembre y próximas convocatorias


       ****************
                    

       

domingo, 23 de septiembre de 2018

Calendario de acciones Marea Verde Madrid para la semana del 24 al 30 de septiembre y próximas convocatorias




Lunes 24

Martes 25

Miércoles 26 Día de la camiseta

Jueves 27
27-9-2018 Huelga estudiantil en la URJC (URJCrítica)

Consulta de propuestas de la Comunidad educativa para la movilización "Caminando hacia el 24 y 27 O"

18-10-2018: Asamblea Marea Verde Madrid (17:30 h, lugar por confirmar)

24-10-2018: Acciones en los territorios #Caminando24y27O ¡Si nos movemos, cambiamos todo!

27-10-2018: Manifestación estatal en Madrid #Caminando24y27O ¡Si nos movemos, cambiamos todo!

27 y 28-10-2018 Sexto encuentro de ecología y educación en "Nave de terneras" del "Matadero", de Legazpi


Puedes enviarnos información de las acciones de tu centro o zona a accionesmareaverde@gmail.com

Neolenguajes políticos (Manuel Menor)


Dudas y engaños con el lenguaje como formas de educación política

El desinhibido regreso de Aznar al liderazgo ideológico del PP es buen momento para repensar cómo el inestable debate político potencia la desigualdad.

A poco más cien días de Gobierno y a diez años de que Leman-Brothers iniciara la crisis que trajo tantos pretextos para recortar casi todo lo interesante, las dudas acerca de lo que sea “progreso” y “retroceso” no dejan de crecer. En lo que al lenguaje se refiere, siempre mutable, lo que se mantiene es el afán por controlar lo que aparece o desaparece en los medios.

Lenguajes educadores
No cabe extrañarse de que en el lenguaje político habitual la precisión no sea un bien. Suele, eso sí, pillar las palabras por los pelos y valerse de la repetición de tópicos como fórmula pedagógica. Decir, por ejemplo, que "Caudillo de España” es un término histórico, es confundir el presente en que se está hablando con un pasado en que esa denominación de Franco era obligatoria. No se subsana el lapsus arguyendo con la existencia de libros con ese título, sino respondiendo a las razones por las que deba ser o no exhumado del Valle de los Caídos, que es lo que se debatía. Por la senda en que se mueven estas excusas –entre la ignorancia y la imposición doctrinal-, no es descaminada la conclusión de Borrell: “En Estados Unidos y en Europa piensan que en España Franco sigue vivo”. Nadie debiera olvidar las insistente prédica en que se explayaba Aguirre con “la excelencia” y el “esfuerzo”, mientras el agua, el metro, la Sanidad, la Educación pública, la Ciudad de la Justicia o su campo de golf en terrenos públicos, han resultado impropias de una cazatalentos…

Tampoco puede decirse que los tribunales –esa especie de tercera Cámara de aleatoria composición doctrinal y lingüística- nos saquen de dudas en situaciones que debieran haberse substanciado fuera de los platós televisivos. En cuanto a la calidad intrínseca de másteres y tesis, o la del trabajo exigible al alumnado en correspondencia a la oferta educativa reglamentada en que se sustenten, no parece que sea el espacio más apropiado para resolverlo. Y en cuanto a dirimir cumplimientos reglamentarios, el trato diferencial que está transmitiendo el Supremo –o que la prensa traduce- es todavía más arduo admitir su criterio: las alumnas que acompañaron a Casado en su experiencia con la URJC parece que no son tratadas igual que él.

Disputado paisaje
Los casos de confusión de lenguaje y oportunismo no se le escaparon al filósofo alemán Schopenhauer, quien sintetizó las pautas habituales en estas lides. Su Arte de tener siempre razón enseña cómo, con decididos sofismas, se puede llevar el gato al agua frente a oponentes y discrepantes incautos. Cuando George Lakoff puso en entredicho los modos de argumentar de los demócratas en EEUU frente a los republicanos, su libro No pienses en un elefante (2007), volvió a poner en primer plano cómo las palabras no son inocentes, ya que tienen un campo semántico que conviene no perder de vista.

Los usos del lenguaje y su lógica –en los medios y en el Parlamento, sobre todo en algunas comparecencias- siguen siendo formas de manipular y ocultar, más que de esclarecer y concordar. Es lástima que González y Aznar no hablaran de cómo lo hacían ellos, en vez de lamentarse de quienes les suceden en el presente. En todo caso, no está al alcance de cualquier persona, que ella sola pueda darle la vuelta a esa tendencia instrumental. Sin entrar en una dinámica de “conspiranosis”, es de gran interés no perder de vista la tenacidad y cuidado que ponen algunas organizaciones en el control de la opinión pública. Algunas, con mucha historia detrás. Con menos recitados de laudationes (alabanzas), ya hubiéramos sabido cómo se las gastaron desde antiguo eclesiásticos muy eminentes en esto de convencer a quienes tenían poder decisorio haciéndoles ver que su organización y credo eran imprescindibles para que todo funcionara de maravilla.

Esa historia de siglos, afincada en Acuerdos supuestamente indispensables, sigue siendo base de votantes aunque la creencia se la haya comido el gato. Similar camino lleva la ultraderecha mundial en sus afanes populistas: Bannon & Company ya están aquí y hasta tienen un convento (sic) en Italia desde donde impartirán doctrina a sus prosélitos. Movimientos españoles afines pronto alardearán de estar en la onda mundial. Mientras, Garrido, el presidente de la Comunidad madrileña, cierra aulas públicas, habla del cheque para los bachilleres, y ha decidido –a raíz de los problemas detectados con másteres y tesis- que la Asamblea de Madrid investigue a las universidades publicas, pero no a las privadas (como la UCJC). Según estas políticas, el capital cultural con que se anhela que estén dotados los ciudadanos para entenderse entre sí y entender a sus líderes sociales en este siglo, no es el de palabras con significados compartidos. Les va mejor cultivar la desigualdad del divide y vencerás. ¡Atentos!
  
Manuel Menor Currás
Madrid, 23.09.2018

27-9-2018 Asamblea ILA Escolarización Inclusiva (17:30 h, en CEIP Javier de Miguel. Vallecas)


#Caminando24y27O Propuestas de la Comunidad educativa para la movilización del 24 O

Algunas de las propuestas recibidas:

Plataforma de Vallekas por la Escuela Pública
En la Plataforma de Vallecas hemos decidido participar activamente en las acciones del 24 y 27 de octubre.

Para el 24 vamos a difundir la información a los centros y AMPAs de la zona y pedir que ell@s piensen en cómo visibilizar su problemática ese día en la Plaza Mayor. 

Desde la Plataforma directamente vamos a traer nuestro gusano verde (es como un dragón chino - con cabeza y tela detrás -caben unos cuantos) y paraguas verdes. 

También hemos pensado en la idea de traer siluetas de cartón para representar l@s profes que faltan en nuestros centros (o bien por recortes este año, o bien el aumento previsto por el acuerdo sectorial).

Plataforma por la Educación Pública de Usera

La Plataforma por la Educación Pública de Usera, nos reunimos el pasado miércoles 19 de septiembre de 2018, en la agrupación de Iu-Pce Marx Madera, y se decidió anunciar el acto del miércoles 24 de octubre de Marea Verde, quedar en la explanada de la Junta Municipal de Usera con las camisetas verdes en defensa de la Educación Pública, y desde ahí desplazarnos juntos en transporte público (autobús 60 de la EMT) al lugar de la concentración-manifestación determinado por dicha Marea.

Propuestas de compañer@s

Propongo que se organicen bailes y juegos infantiles. Yo no tengo material para organizarlo, pero seguro que la gente de primaria e infantil, sí.

Creo que es buena idea porque sería muy visual, llamativo y hasta es posible que se sume gente que pasaba por ahí con niños.

Habría que hacer un taller previo, para que los profesores que no sabemos, aprendamos.


Acuerdos de CGT Enseñanza Madrid en relación a movilizaciones 24/27 octubre:

- Asumir la legalización del acto de la Plaza Mayor.
- Exposición de 12 paneles de pedagogía libertaria (pendiente confirmar disponibilidad).

- Poner un puesto con propaganda.

Entradas relacionadas:

23-9-2018: Fiesta por la Escuela Pública (de 11:30 a 14h en la Plaza Murillo, entre Museo del Prado y Jardín Botánico)


La Fiscalía del Supremo obvia las evidencias del trato VIP a Casado y otras tres alumnas (Marcos Pinheiro en eldiario.es)

Artículo de Marcos Pinheiro en eldiario.es
  • La investigación ha demostrado que solo cuatro alumnos, entre los que estaba Casado, accedieron a las convalidaciones masivas en el máster
  • Mientras la mayoría de estudiantes tuvo que acudir a clase, estos cuatro aprobaron solo con presuntos trabajos que no han aportado a la causa
  • Todos han reconocido (tres de ellos en el juzgado) que siguieron los pasos que les marcaba el profesor Enrique Álvarez Conde, responsable del posgrado
La Fiscalía del Supremo no cree que Pablo Casado y otras tres alumnas del máster se concertasen con el profesor Enrique Álvarez Conde para aprobar sin pisar el aula y con una convalidación masiva de asignaturas. No ve indicios de que hubiese un "grupo escogido" de alumnos con trato VIP. Sin embargo, las tres imputadas reconocieron que fue ese catedrático quien les dio indicaciones para aprobar, mientras que al resto de alumnos se les obligó a asistir a clase y no tuvieron la oportunidad de reconocer créditos.
En el informe por el que rechaza que se impute al presidente del PP, la Fiscalía señala que no existe "dato alguno que avale, ni siquiera de forma indiciaria, y al menos en relación al aforado sr. Casado Blanco" que Álvarez Conde se concertó con un grupo de alumnos para que se matriculasen, convalidasen créditos y aprobasen el resto de asignaturas del Máster de Derecho Autonómico sin hacer nada.
Es lo contrario de lo que sostiene la jueza Carmen Rodríguez-Medel en su exposición razonada al Supremo. El informe que firma el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, afirma que "no pasa de ser una mera sospecha o conjetura". Las declaraciones de imputados y alumnos en el juzgado y en distintos medios de comunicación se extrae que efectivamente hubo un trato VIP a ciertos alumnos, entre los que estaba Casado, y que no tuvieron que hacer el mismo esfuerzo que el resto para sacar adelante su título.
El testimonio más claro es el de María Dolores Cancio, becaria de Álvarez Conde, el director del polémico instituto y hoy imputado por la gestión en los másteres de Cristina Cifuentes y del propio Casado. A la juez del caso esta alumna le contó que fue Álvarez Conde quien le indicó que cursara el máster como vía para obtener luego el doctorado. El responsable del posgrado le indicó qué pasos tenía que dar para aprobar sin hacer nada. El primero era presentar la solicitud de convalidaciones, algo que el catedrático le animó a hacer.
"Realmente no lo cursé (...) Enrique me dice que no es necesario que vaya a clase", dijo Cancio, que a preguntas de la magistrada insiste en varias que ni pisó el aula ni hizo ningún trabajo. Así consta en los audios de su declaración, que adelantó la cadena Ser.
Otra de esas alumnas con trato VIP fue Alida Mas Taberner, que no supo explicar ante la jueza por qué le reconocieron los créditos antes incluso de que ella lo solicitase. Sí que admite que le propusieron que, por la licenciatura que había cursado, podía pedir la convalidación de la mayoría de los créditos del posgrado. La jueza le pregunta quién le hace esa recomendación: "El profesor Álvarez Conde". "Se te reconocen y listo", dijo que fue la frase concreta del responsable del máster.
La tercera alumna imputada es María Mateo Feito. Ante la jueza dijo que "igual" Álvarez Conde le dio un modelo de reconocimiento de créditos que firmó su secretaria, porque era algo que solía hacer. Ante la magistrada no reconoció su firma, así que concluyó que quizá fue su secretaria quien se ocupó de ese trámite.
A diferencia de Cancio, Feito y Mas Taberner afirman que tuvieron que entregar trabajos para aprobar, pero dijeron que no guardan ningún rastro electrónico de ellos porque los entregaban en mano. Tampoco tienen copias en papel.
Sus declaraciones son similares a las explicaciones que Casado ha dado sobre su máster, aunque en su caso no han sido en sede judicial precisamente por su condición de aforado: la juez que imputó a sus compañeras no tiene capacidad para investigar a un diputado en el Congreso, solo el Tribunal Supremo. Casado repitió en declaraciones a los medios que fue Álvarez Conde el único profesor con quien trató y quien le indicó cómo tenía que hacer la solicitud de las convalidaciones. Superó por esa vía 18 de las 22 asignaturas del postgrado. 
El testimonio de este grupo de alumnos contrasta con el que dieron el resto, los que no gozaron de esas facilidades. A la jueza estos últimos le dijeron que ellos tuvieron que ir a clase y que nadie les ofreció convalidar asignaturas. "No recuerdo que nadie me informase ni nadie me dijese nada", relata un alumno en su declaración como testigo. En conversación con eldiario.es, otro insistió en que nunca le dijeron que podía reconocer créditos.
Además, estos alumnos informaron a la jueza de que ellos sí debían entregar los trabajos a través de un correo electrónico –no en mano, como dijeron los VIP– y algunos informaron de que aún guardaban las copias. Destaca el caso de una alumna que, incapaz de cumplir con las exigencias académicas, tuvo que abandonar el máster y no pudo recoger el título.
En su exposición razonada, la jueza que pidió la imputación de Casado distingue este "grupo ordinario de alumnos" de un "grupo escogido" basándose en estas declaraciones y en la coincidencia de expedientes entre los cuatro VIP. A todos se les reconocieron las mismas asignaturas y obtuvieron las mismas notas –siempre sobresaliente– en las asignaturas que aprobaron con supuestos trabajos que ahora no aparecen. Y las obtuvieron, además, a pesar de que las normas del máster obligaban a ir a clase para ser calificados con la máxima nota.
La jueza, en el escrito enviado al Tribunal Supremo, no solo destaca que solo estos cuatro alumnos escogidos presentaron la solicitud de convalidación, sino que tres de ellos lo hicieron el mismo día " a pesar de la amplitud del plazo para solicitar el reconocimiento". La cuarta fue Feito, que lo presentó fuera de plazo. Además, las convalidaciones se hicieron sin rellenar campos básicos de las solicitudes. Las cuatro tenían los mismos campos en blanco.
A pesar de los indicios documentales y de las declaraciones de los alumnos, la Fiscalía insiste en que no hay "prueba alguna" de que un grupo de cuatro alumnos recibiesen un trato de favor en concierto con el responsable del máster para aprobarlo sin hacer nada. Por tanto, no hay razón para imputar a Casado por los delitos de prevaricación y cohecho, de los que están acusadas sus tres compañeras.
Entrada relacionada:

sábado, 22 de septiembre de 2018

27-9-2017: Reunión de la Plataforma de Majadahonda (17:30 h, en el IES Leonardo da Vinci). Artículos sobre Educación y propuesta de Marea Verde para el 24 y 27 de octubre

Actualizamos la información de la reunión de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública Majadahonda:

Buenos días,
Os convocamos a la próxima reunión de la Plataforma, que tendrá lugar en el IES Leonardo da Vinci, el jueves  27 de septiembre a las 17,30h, en la que se tratarán los siguientes temas:

Orden del día

1.Organización general del curso: actividades propuestas y distribución temporal.
2.Información sobre el estado de la educación en Majadahonda.
3.Estado de las mociones aprobadas relativas a educación.
4.Otras informaciones de interés.

Esperamos contar con vuestra asistencia y aportaciones, un saludo


Plataforma en Defensa de la Educación Pública
Majadahonda

La Plataforma en Defensa de la Educación Pública Majadahonda nos envía este correo:

Buenos días,
Os adjunto unas reseñas de artículos publicados en "Le monde diplomatique" de septiembre 2018 sobre el tema de educación en Suecia, Francia y EEUU, que trata entre otros temas del aterrizaje de los Fondos Buitres en Educación, por si tenéis posibilidades de leer. Muy ilustrativos¡¡¡


También deciros que el 27 de Septiembre tendrá lugar la primera reunión de la Plataforma después del verano, en los próximos días se os remitirá la convocatoria con lugar y orden del día. Si tenéis interés en algún tema concreto a tratar dicho día, hacérnoslo llegar cuanto antes.

Un saludo
Plataforma en Defensa de la Educación Pública Majadahonda

Entrada relacionada:

Intervención de la Plataforma por la defensa de centros educativos públicos de calidad en la CA de Madrid en "Actualidad para un cero en conducta"

Escucha aquí nuestra intervención en "Actualidad para un cero en conducta" de del pasado 21 de septiembre. Gracias a esta joven emisora por darnos voz en defensa de la y de las familias de

Comunicado sobre "Raíces", el nuevo sistema de gestión educativa de la CM (ADIMAD. 16-9-2018)




Cheques Bachillerato: La amenaza de la enseñanza concertada planea sobre el Bachillerato (Silvia Casado en Cuartopoder)

Artículo de nuestra compañera Silvia Casado en CUARTOPODER.ES

  • Se trata del proyecto ideológico de convertir todo lo público en mercancía. Es la continuación de las políticas de cesión de suelo público a colegios concertados
  • Aquí lo que está en juego no es la libertad de elección de los padres sino todo lo contrario; la escuela pública se construyó, ante todo, para proteger a los niños del totalitarismo familiar, para abrir una puerta al libre pensamiento
El pasado viernes 14 de septiembre, Ángel Garrido durante el debate del Estado de la Región, anunciaba la gran traca final de sus políticas neoliberales: la concertación del bachillerato a través de los famosos “cheques-bachillerato”.
Tras quince años del golpe de estado en Madrid conocido como el tamayazo, que arrebató el futuro gobierno de coalición del PSOE e IU, el mapa de la escuela pública madrileña ha quedado como si nos hubiera caído una bomba encima. Han sido quince años de políticas contra la enseñanza estatal, aplicadas por los gobiernos de Esperanza Aguirre (aristócrata y política, presidenta de la CAM entre el 2004 y 2012), Ignacio González (presidente entre 2012-15, imputado por el caso Lezo) y Cifuentes (presidenta dimitida por el caso del máster), en los que el presupuesto de la Escuela Pública ha ido disminuyendo al tiempo que aumentaba el de la privada-concertada.
Según los datos ofrecidos por la Comunidad de Madrid, la privada y concertada entre el curso 2007/2008 al curso 2017/18 ha matriculado casi al 80% (77,7%) del nuevo alumnado.
Así pues, la escuela concertada y privada ha aumentado en Madrid 3,5 veces más que la escuela pública en la última década.
Desde que Esperanza Aguirre en el curso 2010/11 nos aplicara la doctrina del shock, los recortes no han dejado de azotar a toda la comunidad educativa de la Escuela Pública: docentes, alumnos y familias. El cierre de unidades escolares cada curso, la reducción de plantillas ordinarias y de atención a la diversidad, el aumento de ratios y de horarios lectivos, y un largo etcétera han sido la tónica de la política educativa del PP. En resumen: un maltrato a un alto porcentaje de la sociedad madrileña, a todas esas familias que elegimos la enseñanza pública y también pagamos impuestos, y que sin embargo, hemos visto cómo han descendido los recursos de los centros escolares de nuestras hijas e hijos usurpados por las políticas neoliberales y parasitarias de las arcas públicas hacia los negocios privados de sus amigos. Hemos pagado, en resumen, con nuestros impuestos una subcontrata a empresas privadas, lo mismo que ocurre de forma habitual con los comedores o los servicios de limpieza, pero, lo que es mucho más grave, respecto del entero sistema de enseñanza.
Así las cosas, el sucesor de Cristina Cifuentes, en un discurso patético y paternalista, anunciaba su proyecto de subvencionar los estudios de bachillerato en centros concertados a cargo de las arcas públicas. Garrido explicó que el gobierno de la CAM “cree que hay que trabajar por la Educación y que hay que hacerlo atendiendo a un criterio social”. “Serán 3000 plazas educativas sostenidas con fondos públicos que irán destinadas a las familias de los entornos más desfavorecidos y de menor renta”. Hay que tener mucha cara para expresar las cosas así, para presentar lo que no es más que una aportación de dinero público a un negocio privado como una medida educativa de apoyo a las “familias de entornos desfavorecidos”.
Se trata del proyecto ideológico de convertir todo lo público en mercancía. Es la continuación de las políticas de cesión de suelo público a colegios concertados, que José Ignacio Wert incorporó a la LOMCE a través de una enmienda del PP (que en Madrid es conocida como la “enmienda Granados” en referencia a la Operación Púnica por la que fueron investigados varios colegios concertados de la región).
La otra mentira y justificación ideológica es la de la “libertad de elección de centro”. En las últimas semanas, en los plenos de diferentes ayuntamientos madrileños, el Partido Popular ha presentado mociones en apoyo a la escuela privada-concertada. En la página web del PP de Alcalá de Henares, podemos leer que “los populares complutenses llevarán una moción al Pleno de mañana para debatir la libertad de elección de las familias en el tipo de enseñanza que quieren para sus hijos, recogida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Constitución Española”.
Asombra contemplar este maquillaje por el que la expansión de los negocios de la patronal de la enseñanza -que desde hace ya tiempo insisten en que ellos no son subsidarios, sino complementarios- se presentan como un bien universal basado en los principios de los derechos humanos y constitucionales. Habría que comenzar, como explica Fernández Liria en Escuela o Barbarie, por negar la mayor: aquí lo que está en juego no es la libertad de elección de los padres sino todo lo contrario; la escuela pública se construyó, ante todo, para proteger a los niños del totalitarismo familiar, para abrir una puerta al libre pensamiento en unos niños que, en sus ambientes familiares, pueden estar sometidos a una dictadura ideológica asfixiante y castradora. Nadie tiene por qué asumir como un destino el haber nacido en una familia del Opus, de testigos de Jehová, de integristas islámicos o hippies contraculturales. Contra lo que se suele decir, la escuela pública no adoctrina, en primer lugar porque hay en ella tanta diversidad que aunque quisiera, no podría; y en segundo lugar, porque los profesores son funcionarios con libertad de cátedra, que no tienen por qué ceder a ninguna presión gubernamental. Se olvida a menudo que para eso se inventó el funcionariado: para apuntalar la división de poderes e impedir injerencias gubernamentales en la enseñanza o la justicia. Son dos virtudes que por definición no puede tener la enseñanza privada o concertada, donde la diversidad puede ser cribada ideológicamente y los profesores pueden ser despedidos por no encajar con el ideario doctrinal del centro. La enseñanza privada no es un bastión de los principios de la Ilustración, sino una lacra medieval y totalitaria incrustada en los principios del Estado de Derecho. Se habla mucho del gran éxito educativo de Finlandia, obviando el hecho de que ahí la enseñanza privada y concertada es prácticamente inexistente.
Que al Partido Popular, en el contexto de la Educación (no voy a entrar en otros), el bien común, los derechos humanos, los criterios sociales y los entornos desfavorecidos de los que tanto hablan les importan menos que nada, lo sabe cualquier docente que trabaje en cualquier barrio obrero de Madrid (y se me ocurren bastantes). Lo sabemos muy bien miles de docentes que hemos trabajado ahí en la última década, y que estamos a la espera de que el gobierno de Garrido cumpla con la dotación de profesores firmado en el Acuerdo Sectorial de enero del 2018 con los agentes sindicales. Ni cumplen con el cupo de profesores, ni con nada del Acuerdo que implique dotación económica. Este incumplimiento nos llevó a los delegados sindicales de CCOO al encierro del pasado mes de junio en la Escuela de Marginación de San Carlos Borromeo.
Si a la agresión sistemática del Partido Popular a la Escuela Pública, le sumamos ahora la entrega de 8 millones de euros en cheque-bachillerato a los centros concertados, los docentes madrileños podemos darnos por muertos y felicitar a los premiados. No solamente va a suponer un grave ataque a la igualdad de oportunidades y a la equidad social, sino que además, dejaremos de nuevo que nos vampiricen el dinero público para sus intereses privados. Veremos aumentar el cierre de aulas en centros públicos (incluso con alta demanda de alumnado), como ya viene ocurriendo desde hace una década, pero ahora en progresión geométrica. Y por supuesto, veremos en el paro a nuestros compañeros interinos y el incumplimiento de cualquier acuerdo para potenciar el empleo público.
Antes de entrar en la cárcel, cuando todavía era ministro de Economía, Rodrigo Rato resumió bien el programa del PP: había que “hacer más con menos”. Se impone la lógica de la subcontrata de empresas privadas porque dicen que salen más baratas, como si, tratándose nada menos que del derecho a la educación de la población, esto fuera un argumento solvente. Ahora, los madrileños vamos a regalar 8 millones de euros a la patronal de la escuela privada y concertada.
Pasada la crisis económica del 2008 el nuevo mantra del PP para justificar su falta de presupuestos en la pública ha sido repetir una y otra vez que no todo se soluciona con dinero y que los recursos no son infinitos. En este mismo capítulo es donde se añade, cómo no, la supuesta falta de formación del profesorado como mal endémico de nuestra escuela. Todo un abanico de calumnias y sarcasmos que algunos medios de comunicación no han cesado de airear. La respuesta, por parte de la comunidad educativa, tiene que ser contundente. Basta ya de negocios y de mentiras.
Sobre todo, es necesario que la respuesta al anuncio de la concertación del bachillerato sea tajante, porque con ello se traspasa una línea roja que, hasta el momento, nadie se había atrevido a cruzar. Como venimos diciendo en otros ámbitos: ninguna agresión sin respuesta. El Partido Popular busca dejarlo “todo atado y bien atado”, y están nerviosos porque saben que en las elecciones de mayo los ciudadanos de esta región les vamos a echar de las instituciones. Y esta vez no van a tener posibilidad de ningún tamayazo.
Hay momentos y oportunidades de urgencia política e histórica. Estemos a la altura, en la calle y en las urnas.
Silvia Casado Arenas es profesora de secundaria y autora del libro ‘¿Qué fue la guerra civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes‘ junto a Carlos Fernández Liria.