jueves, 31 de octubre de 2019

Información destacada de la Marea Verde

 ***********************************
#SOSEducaciónPública 2019-2020/ #SíSePuede


 **********************************

 ***********************************
                 

¡Importante!

jueves, 17 de octubre de 2019

Firma para pedir el cese de la Directora de la DAT Capital por su mala gestión de los centros públicos

Familias del CEIP Blas de Lezo nos piden apoyo para su campaña en CHANGE.ORG

Cese Directora del Área Territorial Madrid Capital, Coral Báez Otermín


Pedimos el cese Cese de la Directora del Área Territorial Madrid Capital, Coral Báez Otermín por la mala gestión de los Centros Públicos de la DAT Capital.
- Arbitrariedad en el nombramiento de directores
- Falta de recursos y profesores
- Masificación de aulas y aumento de líneas
- Directores impuestos (CEIP Blas de Lezo Las Tablas)
- Obras inacabadas en Colegios e Institutos: CEIP Alfredo di Stéfano (Valdebebas), IES Malala Yousazfai (Las Tablas) 
- Centro construidos por fases, con la consiguiente molestia para los alumnos.
- Falta de colegios en zonas con alta demanda (Las Tablas, Sanchinarro, Butarque o Villa de Vallecas)
- Recortes a las actividades que ofertaba la AMPA y la prohibición de la cesión de instalaciones a la Asociación de Exalumnos (CEIP Manuel Sainz de Vicuña)
- Cierre de una línea de 1º de infantil en el CEIP República de Uruguay de Latina
- Exceso de ratio en colegios de Vallecas (CEIP Angel Nieto)
- Exceso de guardias en los I.E.S. 
- Apertura de la 6ª Aula en 1ºESO en IES Joaquín Rodrigo de Vicálvaro. 
...y mil casos más...
Si te quieres unir, escríbenos

miércoles, 16 de octubre de 2019

"Nuestra Historia reciente todavía tiene complejos pendientes" (Manuel Menor)

Publicamos este nuevo artículo del compañero Manuel Menor



Hay personas y grupos relevantes a los que los 40 años últimos no les han reducido el desamparo. Desmienten que haya existido Transición.

Es posible que haya cedido en sus pegas a lo que va a suceder, hacia el 21 de octubre en Cuelgamuros. Pero oír al prior de los benedictinos de aquella abadía y, sobre todo, a uno de sus monjes –supuestamente consecuente con lo que le hayan enseñado en su noviciado- es remontarnos a lo que era doctrina segura en tiempos oficiales del nacionalcatolicismo. Inmunes a cualquier atisbo de cambio que haya podido traer el paso del tiempo, perseveran en mirar al mundo y a las personas que en él habitan como antes del 20.11.1975 y se sienten desamparados.  

De sus admiradores y adeptos, podrá saberse más en el desenlace que una parte de las cuestiones de Cuelgamuros parece tener próximo. Complementariamente aclaratorias pueden ser las estadísticas sobre creencias y prácticas religiosas, como asimismo las relativas a perspectivas de voto de algunas formaciones políticas, indicadores estos que, de todos modos, no debieran hacer perder de vista que el miedo, la inseguridad y otros ingredientes, han condicionado siempre la volubilidad de las personas y grupos sociales respecto al fondo mutante de estas mezclas de lo político y lo supuestamente religioso.

Conversos
 Es muy antigua –diríase que de siempre- la tendencia gregaria a no desentonar y, a continuación, hacer lo que diga el mandamás de la tribu o del barrio. Lo confirman las supuestas “conversiones” en masa de grandes colectivos –de un amplio territorio a veces- de que hay documentación. De lo que puede leerse en el Museo Naval sobre la exposición conmemorativa del viaje de Juan Sebastián Elcano y Fernando de Magallanes alrededor del mundo, es relevante en este sentido que el cronista Francisco Albo menciona cómo, el domingo 14 de abril de 1521, “el rey y la reina de allí con mucha gente se hicieron cristianos con buena voluntad”, cambiaron sus nombres por los de Carlos y Juana, recibieron el regalo de una imagen que hoy es conocida como el Santo Niño de Cebú y, además, ayuda militar y consolidar, como aliados del rey de España, su poder sobre otros reyezuelos de la zona.

Abundan testimonios similares, algunos bastante más cercanos. Los relativos, por ejemplo, a las masivas procesiones de penitencia y misión o a las de la Virgen de Fátima, que, en la postguerra sobre todo, fueron de obligado cumplimiento para los supervivientes de aquella contienda. Está en múltiples relatos, como el de Paco Ignacio Taibo I a propósito de Oviedo: Para parar las aguas del olvido. Puede verse en lo grabado por NODO para emitir en todos los cines desde 1942 o, también, en la historia que escribió Enrique Berzal para Ámbito en 2002: Valladolid bajo palio. Iglesia y control social en el siglo XX.   Y si se comparan esos testimonios con otros más lejanos, como los que tenemos de lo acontecido en los siglos IV y V d. C. según se impuso el “triunfo de la Iglesia” sobre “los paganos”, se verá que, en el recorrido de tan acendrada tradición, no hay gran diferencia de actitudes, comportamientos y fidelidades.

La fluctuante duración de estas en el tiempo, su inflación y deflación hasta la irrelevancia, y hasta el cambio, en cuanto al universo de creencias –con sus procesos de secularización variopintos-, tienen su propia evolución, variable según períodos históricos e, incluso, según personas y grupos del mismo momento. En cada uno ha habido –y hay- determinados instrumentos para sostener la fidelidad y las alianzas con una posición determinada. Hace poco era noticia las averiguaciones de un investigador, en la Universidad de Granada, respecto a los manuales para confesores de los siglos XVI y XVII, un estudio con precedentes en lo que sabemos sobre la Inquisición, y que no es difícil de hacer para cuantos tengan acceso a los libros de teología moral vigentes hasta los años sesenta. Hay igualmente personas por medio –ministros, ministrillos y acólitos-, encargadas de mantener el estandarte enhiesto. Pese a lo cual –o en razón de ello, según se mire-, la erosión y transición de situaciones hegemónicas a otras en que los modos de ver y considerar cosas y personas han variado mucho, es inevitable el cambio y reformas de diverso calibre.

En estas variaciones y sus disputas, es importante no perder de vista que los términos y palabras que se emplean para hablar son –como en cualquier otro asunto- de especial relevancia. Sería muy confuso, por ejemplo, meter en un mismo paquete semántico las más de 3.000 referencias de primer nivel que pueden incluirse en el término “IGLESIA”. Muchas personas, y sobre todo las más interesadas en no aceptar crítica ni restricción alguna en este ámbito cultural, utilizarán todo tipo de estratagemas, incluidos insultos, para desprestigiar a quien ose meterse en el. Para esta, a menudo clérigos, el uso ad libitum del término “anticlerical”, en su aspecto más despectivo e ignominioso, ni a pecado venial les llega. Parten de que es sagrada obligación, emanada de alguna verdad absoluta de que se sienten partícipes e incluso emplearán para defenderse alguno de los aspectos más vistosos que –aunque pudiera estar muy alejado de sus comportamientos personales- les vengan mejor en su pelea dialéctica con  disidentes. Con el pretexto de que Dios está con ellos, difícil será que se apeen de su rudeza ética. El Deus lo vult es argumento de largo tradición, y más cuando al poder político y económico le ha venido bien para justificarse ante la gente del común, aquel Tercer Estado del Ancienne Rêgime anterior a la Revolución Francesa de 1789.

Cruzados
La extemporánea posición del abad de Cuelgamuros recuerda la que, según la laudatoria apologética de los mártires y sus gestas, ha pasado de los Martirologios a la Leyenda dorada y, por extensión, a las vidas de santos que, como “buenas lecturas”, se propagaban –especialmente en internados y colegios religiosos- para ejemplo de infantes y adolescentes. No se olvide, por otro lado, que el monumento y lo que contiene, el modo sacrificial con que fue construido y la secuencia de obligaciones que los monjes del convento adquirieron para ser beneficiarios de unos recursos públicos cuantiosos, tienen como referencia “los mártires por Dios y por la Patria”, una simbiosis de alto nivel simbólico como lo había sido la de Cruzada ya antes.

Tampoco se olvide que en ello han jugado muchísimo el currículo obligatorio de Historia desde el canon que, según precepto excluyente de Don Marcelino Menéndez y Pelayo con sus heterodoxos (1880-82), fue establecido por  José María Pemán (1938), el Instituto de España (1939) y muchos epígonos en sucesivos libros de texto para las escuelas, como por ejemplo, el de Demetrio Ramos, quien en los años setenta, en su cátedra de Historia de América, no había olvidado lo que había escrito en su Historia del Imperio (español, claro), que le publicara el Ministerio de Educación Nacional en 1942.

Y no se olviden, en fin, los instrumentos jurídicos que siguen amparando una presencia tan extraña como la que puedan suscitar los ahora destemplados criterios que exhiben este prior y su ínclito compañero. A través de los Acuerdos que se firmaron entre 1977 y 1979 con el Vaticano, ahí sigue vigente la cultura de privilegios eclesiásticos que, en 1851 y 1953, protegieron esos intereses.  El numantinismo de estos monjes no es nada comparado con lo que sucederá  cuando algún  Gobierno se atreva con ese núcleo de poder. Los complejos  que, sin complejo, se muestran estos días en torno a Cuelgamuros  serán un remedo de las sensibilidades que con este otro motivo se despertarán.


Manuel Menor Currás
Madrid, 13.10.2019



El Plan Presupuestario enviado ayer por el Gobierno Sánchez a Bruselas calca las políticas de recorte del PP (César Pérez Navarro para TERCERA INFORMACIÓN)

TERCERAINFORMACION.ES publica esta noticia



El Responsable Políticas Económicas IU, Carlos Sánchez Mato, denuncia que el Plan Presupuestario enviado a Bruselas por el Gobierno en funciones del PSOE "sitúa el gasto público en el 41,3% del PIB, el segundo más bajo desde el estallido de la crisis" en 2008, lo que nos "aleja cada vez más de la media de la Eurozona".
España debería dedicar 60.000 millones más al año en gasto público para llegar a esa media.





más info

El Gobierno en funciones de Sánchez envía una carta a las CCAA para que recorten su gasto sanitario
Denuncian que un instituto de Alcorcón lleva días sin calefacción en sus aulas e instalaciones
Nueva "carta con 25 demandas de los chalecos amarillos franceses" se presenta como "oficial"



Mientras el llamado "conflicto catalán" abre todos los informativos y ocupa todas las portadas de la prensa, siempre incidiendo en las escenas con alto contenido de violencia, el Gobierno Sánchez remitió ayer a Bruselas su Plan Presupuestario 2020 del Reino de España. En el mismo (adjunto en PDF al final) se consagran las políticas de "ajuste" o recortes aprobadas por el anterior ejecutivo Rajoy de la mano de su ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

Tras el análsiis del documento, quien fuera concejal de Economía de Ahora Madrid, señala que la "sanidad reduce su peso hasta el 5,9% del PIB", y añade que es "la primera vez desde 2007 que no alcanza el 6%, lo que consolida los recortes de estos 12 últimos años". El peso de la sanidad sobre el gasto público total también se está reduciendo en 2019, y se reduce desde el 14,6% de 2018 al 14,4% previsto para 2020.


El presupuesto de Educación se ve igualmente afectado por la continuidad de las políticas económicas de ajuste neoliberal. Así, el presupuesto "se mantiene congelado en el 4% del PIB, la cifra más baja desde 2007". En conjunto, apunta Sánchez Mato, "Sanidad y educación están un 13% por debajo de 2009".

En total, "el gasto público se sitúa en el 41,3% del PIB, el segundo más bajo desde el estallido de la crisis", lo que significa que España se aleja cada vez más de la media de la eurozona, donde el gasto público supera ampliamente el 46% del PIB. La principal causa de este desbarajuste está en los ingresos, ya que España recauda 80.000 millones de euros menos que la media de la Eurozona porque "brillan por su ausencia las medidas para que paguen más quienes más tienen".

Para 2020, el déficit de las cuentas públicas se reducirán un 0,3% del PIB (del 2% al 1,7%), es decir, 3.767 millones. Solo se prevé aumentar en 1.452 millones los ingresos porque no se aumenta ningún impuesto a las rentas más altas. Se renuncia a la tasa Google tras las amenazas de Trump, se repite la carga fiscal sobre el tramo de IRPF correspondiente a rentas de más de 130.000 euros, o se mantiene el impuesto de sociedades en el 15%, entre otros ejemplos. Esto se traduce en que solo se sube el sueldo como corresponde a los funcionarios públicos (2%) y se mantienen las pensiones.

El pasado mes de septiembre, fuentes del Ministerio de Economía confirmaron que el nuevo cuadro macroeconómico estaría marcado por la "prudencia", ya que los hipotéticos Presupuestos de 2020 tendrán que elaborarse por el próximo Ejecutivo que se forme tras las elecciones del 10 de noviembre y llevarán incorporadas unas medidas u otras en función del color político. Con todo, en su actual redacción, el plan presupuestario sigue la línea marcada por el PP en años anteriores.



Plan Presupuestario 2020 
https://www.hacienda.gob.es/CDI/EstrategiaPoliticaFiscal/2020/Plan_Presupuestario_2020.pdf …

24-10-2019: Asamblea de ADIMA (18:00 h, en Espacio Vecinal Arganzuela)



24-10-2019: Asamblea de docentes. Zona Usera - Villaverde ( 17:00 h, IES El Espinillo)



domingo, 13 de octubre de 2019

Calendario de acciones Marea Verde para la semana del 14 al 20 de octubre de 2019. Próximas convocatorias


Lunes 14

Martes 15  



Viernes 18
Sábado 19

**********************************************
Próximas convocatorias:
**********************************************
Puedes enviarnos información de las acciones de tu centro/zona a accionesmareaverde@gmail.com y las publicaremos y les daremos difusión.
**********************************************
En el curso 2019-20... 
...volvemos al verde. Ponte la camiseta: ¡pública sí!
...¡SEGUIMOS!
¡Movilízate!

Asamblea Marea Verde Madrid defiende una escuela en el respeto, la tolerancia y la convivencia (Comunicado 14-10-2019)



Comunicado (14 octubre 2019)

Asamblea Marea Verde Madrid defiende una escuela en el respeto, la tolerancia y la convivencia y por ello denuncia la campaña contra l@s menores LGTBI en Madrid y apoya a l@s docentes,  expert@s y familias que trabajan en la esfera de la Educación afectivo sexual.

Ante las informaciones de que la Agencia de Protección de Datos está investigando a una web que señala a centros educativos  por dar charlas LGTBI, queremos expresar que Asamblea Marea Verde se manifiesta como defensora de la diversidad en todos sus aspectos y de la Educación en la tolerancia y la convivencia. En consecuencia, Asamblea Marea Verde denuncia el intento de coacción sobre los centros, el profesorado, las familias y el alumnado y la vulneración del Derecho de los menores a su máximo desarrollo.




Entrada relacionada:

20-10-2019: 85 Marea Blanca. "Por la defensa de tu salud" (12:00 h, Abrazo al Hospital Universitario 12 de octubre)


¿Prisioneros del libro de texto? (Guadalupe Jover en eldiario.es)

Artículo de Guadalupe Jover en eldiario.es
  • A mi juicio, no es la solución la gratuidad de los libros de texto, pues no hace sino apuntalar su hegemonía y supone además un gasto público mucho más necesario en otros frentes
  • En España, y a día de hoy, son fundamentalmente las órdenes religiosas -propietarias de SM, Edelvives, Edebé, etc.- o grandes grupos empresariales como PRISA -Santillana- o Hachette -Anaya- quienes trazan el camino que el resto de editoriales tratará de emular
Mochilas insoportables, precios exorbitantes, enciclopedismo imposible, obsolescencia programada. ¿Por qué, pese a todo, se mantiene la hegemonía del libro de texto en las aulas?

Cambia el mundo, pasan las leyes y los libros de texto permanecen: idénticos a sí mismos, aunque con los retoques imprescindibles que obliguen a un nuevo desembolso. No es cierto que sea el continuo vaivén de leyes educativas lo que desbarata el trabajo a pie de aula: lo desbaratan los recortes, la precariedad social, el férreo inmovilismo de los contenidos curriculares y de las rutinas docentes, apuntalados unos y otras por los manuales escolares. Tomemos unos cuantos y tratemos de determinar a qué momento legislativo corresponden. Tarea imposible.

Y así el libro de texto acaba convirtiéndose en una suerte de conciencia profesional externalizada, que dicta cuáles son las prácticas legítimas y cuáles las ilegítimas, cuál es el conocimiento revelado y cuál el heterodoxo. Baste un ejemplo: ¿por qué en el imaginario social "enseñar lengua" sigue siendo sinónimo de análisis sintáctico e historiografía literaria nacional? Porque lo dice el libro de texto.

No. El libro de texto no es el currículo. De hecho, muchos de ellos lo contravienen abiertamente. Pero entre el currículo legislado y el editado es sin duda este último el que prevalece, el asumido socialmente, el que dicta también cuáles serán los criterios por los que se seleccionará al alumnado -para pasar de curso, para acceder a la Universidad- y del que todos acabaremos siendo rehenes.

¿Quién marca entonces –además de la OCDE con las pruebas PISA- qué debe enseñarse y cómo, qué debe aprenderse y cómo? En España, y a día de hoy, son fundamentalmente las órdenes religiosas -propietarias de SM, Edelvives, Edebé, etc.- o grandes grupos empresariales como PRISA -Santillana- o Hachette -Anaya- quienes trazan el camino que el resto de editoriales tratará de emular.

De esta manera nos las vemos, casi como en la Edad Media, con que la lectura intensiva de un solo libro sustituye a la lectura extensiva de una pluralidad de voces propia de la Modernidad. Y ello en tiempos de Internet.

Quizá esto explique que haya grupos y minorías -esa inmensa minoría conformada por las mujeres, por ejemplo, o por los pueblos no occidentales- cuya historia no merezca más que una nota a pie de página, un añadido apresurado de última hora. Quizá ello explique, también, el contenido antiecológico de los libros de texto, pues no hay espacio para la disidencia ante un mundo que se nos presenta, debidamente envasado, como algo ya dado y no sujeto por tanto ni a relectura crítica ni a reescritura emancipadora.

Ni siquiera el advenimiento de la era digital, los hipertextos de internet y el lenguaje audiovisual ha socavado sus cimientos. De hecho, la reconversión del papel a plataformas online aún parece agravar el problema: unos pocos gigantes editoriales amenazan con controlar los procesos educativos de medio mundo. Y no solo la selección y presentación de contenidos, la metodología didáctica, las herramientas de evaluación. También los vínculos -antaño presenciales y confidenciales- entre profesorado y alumnado, entre equipo docente y familias, son ya encomendados a los dispositivos electrónicos. Qué gran negocio el de los datos, dicho sea de paso.

Hace décadas que trabajo sin libro de texto, y sé bien que no es tarea fácil. No es solo que haya que explicar, una y otra vez, las razones de ese abandono: a la dirección del centro, a los colegas del departamento, a las familias e, incluso, al propio alumnado. Hay que aclarar, ante la inspección si fuera necesario, que prescindir del libro de texto no implica hacer lo que a una le da la gana, "pasar" del currículo oficial o funcionar a golpe de ocurrencia. No. Bien al contrario, prescindir del libro de texto obliga a conocer de primera mano qué prescribe el currículo oficial, a programar más allá de la transcripción del índice del libro de texto, a diseñar situaciones y elaborar materiales que hagan posible la construcción de los aprendizajes requeridos. Y todo ello precisa tiempo, mucho tiempo; un tiempo que nuestra jornada laboral desestima y nos niega.

La crítica más extendida hacia los libros de texto ha sido tradicionalmente su elevado coste: un precio a todas luces abusivo impuesto a un público cautivo. Mucho habría que decir también acerca de los criterios por los que han acabado imponiéndose unas editoriales y no otras en cada centro escolar: desde las obediencias debidas de determinados colegios religiosos a los regalos de los comerciales de turno que buscan salir al paso de la dejación de la Administración en la dotación de recursos. Pero, a mi juicio, no es la solución la gratuidad de los libros de texto, pues no hace sino apuntalar su hegemonía y supone además un gasto público mucho más necesario en otros frentes. En bibliotecas escolares, sin ir más lejos.

¿Quiere todo ello decir que desprecio el potencial de un buen manual? ¡En absoluto! Ojalá contáramos con buenos manuales que atravesaran etapas educativas y saltaran por encima de las bardas de la división disciplinar. Un buen manual amuebla cabezas y nos provee de un mapa ágil, sencillo y eficaz a la hora de movernos por cualquier área de conocimiento. No estoy por tanto abogando por la desaparición de los libros en los contextos escolares. Creo más bien que el paso de un niño o una niña por la educación obligatoria debiera ir acompañado de la construcción de su propia biblioteca individual –esa de la que nunca formará parte un libro de texto-… y una buena biblioteca escolar.

Pero si queremos estudiantes que no sean solo depositarios sino también artífices de su propio conocimiento, necesitamos un amplísimo abanico de recursos metodológicos en cuyo diseño y desarrollo debiéramos participar los docentes. Y ello requiere transformar de manera radical la consideración y el papel del profesorado, nuestra formación inicial, nuestra jornada laboral.

Y habremos, también, de repensar colectivamente cuáles son las lecturas, experiencias y aprendizajes imprescindibles en el proceso formativo de niñas, niños y adolescentes.

Entradas relacionadas: