sábado, 29 de febrero de 2020

Información destacada de la Marea Verde



Derecho a la Educación inclusiva 

    ***************************************

viernes, 21 de febrero de 2020

Marea Verde y Madrid por una Nueva Política Educativa apoyan la manifestación y la "Revuelta Feminista por una educación afectivo sexual"

Asamblea Marea Verde y Madrid por una Nueva Política educativa han acordado en asamblea conjunta apoyar la manifestación convocada por la Comisión 8 M, y llaman a participar y difundir las acciones convocadas este 22 de febrero en Madrid.


22F - Operación Araña

11:00 horas: ¡Queremos un Madrid Feminista! 
En los barrios y pueblos de Madrid colectivos y organizaciones feministas en plazas centrales de sus respectivos lugares leerán el manifiesto  "Por una educación afectivo sexual en Madrid" y posteriormente, saldrán dirección a Sol. En el camino los colectivos y organizaciones visibilizaran la importancia de los derechos sexuales y reproductivos entre otros.

A las 13:00 : Desde la Puerta del Sol hasta la Consejería de Educación (Calle de Alcalá, 32)

http://hacialahuelgafeminista.org/madrid-2019/
Descargar cartel: AQUÍ.

lunes, 17 de febrero de 2020

La ONU insta a España a alejar a niños, niñas y adolescentes de la violencia de la tauromaquia (El caballo de Nietzsche para eldiario.es)

Artículo de El caballo de Nietzsche para eldiario.es

  • Naciones Unidas propone a España prohibir la exposición de los menores de edad a las actividades taurinas para protegerlos de su extrema violencia
  • El caballo de Nietzsche publica un vídeo en el que ha recabado la opinión de Gehad Madi y Velina Todorova, miembros del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, así como la de varios expertos y personalidades de la cultura española
  • Luis Rojas-Marcos, psiquiatra; Anna Mulà, abogada; Carlos Vilagrasa, profesor de Derecho Civil; Chesús Yuste, coordinador de la APDDA; Rosa Montero, escritora; Nathalie Seseña, actriz; e Ignacio Escolar, director de eldiario.es, se pronuncian contra la exposición de niños, niñas y adolescentes a la violencia de la tauromaquia

    08/02/2018
El Comité de los Derechos del Niño, que evalúa el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se ha pronunciado hoy en contra de que España permita que los niños, niñas y adolescentes participen y asistan a eventos taurinos.

El máximo órgano internacional en materia de derechos humanos de los menores de edad atiende al informe que, con la asistencia científica de CoPPA (Coordinadora de Profesionales para la Prevención de Abusos), fue presentado por la Fundación Franz Weber (FFW) en el marco de su campaña Infancia Sin Violencia, y suma así a España a todos los países donde son legales estas prácticas, que con anterioridad han sido instados por la ONU en el mismo sentido.
Tal y como explica en este vídeo Carlos Vilagrasa, profesor de Derecho Civil y presidente de la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en 1989 y ratificada por todos los países miembros de la ONU, recoge el derecho de todas las niñas, niños y adolescentes a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, moral y social, así como el deber del Estado de adoptar las medidas que les aseguren dicha protección.
"Para la Convención de los Derechos del Niño, que ha sido ratificada por las Cortes Generales españolas, el valor superior es la protección de la infancia y la adolescencia, y eso está por encima del gusto de los padres y obliga a los poderes públicos a tomar medidas para garantizarla", señala el ex diputado Chesús Yuste, coordinador de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos Animales (APDDA).
La participación de la infancia en actividades taurinas, tanto asistiendo de espectadores a esos eventos como participando en ellos, les expone a una violencia extrema. La FFW presentó un informe en el que llamaba la atención del Comité sobre la existencia en España de eventos taurinos donde los niños y niñas presencian actos de extrema violencia, así como de escuelas taurinas (más de medio centenar) donde ponen en riesgo su integridad física y mental.
"El mundo civilizado está moralmente obligado a proteger a niños y adolescentes de los probados daños psicológicos que produce presenciar la normalización de la violencia y el sadismo en cualquiera de sus forma, incluyendo las corridas de toros", asegura el psiquiatra Luis Rojas-Marcos, que ha sido durante varias décadas máximo responsable de los Servicios de Salud Mental, Alcoholismo y Drogodependencias de la ciudad de Nueva York, así como presidente del Sistema de Hospitales Públicos neoyorquino.
El pasado 22 de enero de 2018, tuvo lugar en Ginebra la sesión pública entre el Comité de la ONU y la Delegación del Gobierno de España, durante la cual España fue preguntada en varias ocasiones por dicha cuestión.
"La legislación española, como la de todos los países democráticos del mundo, protege a la infancia de la exposición a la violencia", explica el director de eldiario.es, Ignacio Escolar. "Solo hace una excepción, que son las corridas de toros. Los menores de edad pueden entrar a las plazas a presenciar cómo se tortura a un animal y también pueden ser formados en las escuelas taurinas en cómo ejercer esa violencia y esa tortura. Hay una clarísima contradicción entre los tratados internacionales de protección a la infancia que España tiene firmados y lo que aplica con la tauromaquia".
Los miembros de la delegación española en Ginebra respondieron con explicaciones que no convencieron al Comité, lo que ha provocado que en sus Observaciones Finales dirigidas a España se haya incluido una instancia para modificar la legislación y prohibir la participación y asistencia de niños, niñas y adolescentes a las diferentes actividades taurinas.
“La tauromaquia supone una extrema violencia para la infancia. Debería prohibirse para todos los niños menores de 18 años. No solo los niños toreros, sino también aquellos que asisten como espectadores. En el Comité estamos muy preocupados por proteger a los niños de estar expuestos a dicha violencia. Y esperamos que el Gobierno de España y de sus diferentes comunidades prohíban su participación en actividades taurinas”, afirma Gehad Madi, miembro del Comité de los Derechos del Niño.
Con esta instancia se consolida la posición de la ONU respecto a la vulneración que causan los eventos taurinos en los derechos de los niños, niñas y adolescentes, habiendo instado ya a todos los países en los que estas prácticas son legales a asegurar la protección de la infancia alejándola de la violencia de la tauromaquia.
“El principio del interés superior del niño, que es la esencia de la Convención, prevalece sobre el derecho de acceso a la cultura”, ha declarado Anna Mulá, abogada de la Fundación Franz Weber.
Rosa Montero, Premio Nacional de las Letras 2017, considera que "solo la gente verdaderamente cegada por el prejuicio puede sostener que está bien presentar a los niños y niñas esa violencia, esa salvajada, ese sadismo, esa crueldad". La escritora alerta sobre la construcción de un futuro de ciudadanos faltos de empatía: "Encima se les dice que esa es nuestra cultura, que eso es lo que que tenemos que ser, lo que es galardonado y apreciado. Construye un modelo de sociedad terrorífico, en el que yo no quiero estar".
"Pensar que puedes abusar, puedes maltratar, puedes matar a otro ser vivo, es muy peligroso", reflexiona la popular actriz Nathalie Seseña, "porque la violencia siempre genera violencia".

domingo, 16 de febrero de 2020

Calendario de acciones de Marea Verde Madrid del 17 al 23 de febrero de 2020. Próximas convocatorias


Lunes 17
17, 18 y 19-2-2020: Taller de Ciencia (17:30 h, en la Casa de la Cultura "Carmen Conde"). Plataforma en Defensa de la Educación Pública Majadahonda

Martes 18  -> #ADIMArtes
Miércoles 19 -> Día de la camiseta verde

Jueves 20

Viernes 21

Sábado 22

Domingo 23

**********************************************

Puedes enviarnos información de las acciones de tu centro/zona a accionesmareaverde@gmail.com y las publicaremos y les daremos difusión.
**********************************************
En el curso 2019-20... 
...volvemos al verde. 
Ponte la camiseta: ¡pública sí!
...¡SEGUIMOS!
¡Movilízate!

Una escuela para este siglo (Manuel Menor)

Una escuela para este siglo

El sociólogo Rafael Feito acaba de publicar ¿Qué hace una escuela como tú en un siglo como este? en un momento muy oportuno.

Podría haber sido en cualquier otro momento, pues preguntarse por el sentido, recursos y estilo de la educación que tenemos en este país siempre está bien. ¡Ojalá hubiera más ciudadanos –y más especialistas de reconocida valía- preocupados por el sistema educador que hemos construido en los 45 años últimos! Pero este momento es particular. Una vez más estamos en una encrucijada en que la limpieza crítica de esas voces es más necesaria. Pronto saldrá la que puede ser octava ley orgánica que reforme lo que Wert tocó y retocó en 2013, que había sido tocado y retocado en 2006. Una historia repetitiva de otras muchas anteriores, especialmente en lo concerniente a las etapas escolares, desde el principio. García Álix, el primer titular del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, solo duró en el cargo desde el 18 de abril de 1900 al 6 de marzo de 1901, pero emitió 308 normas reguladoras de lo que había legislado Claudio Moyano en 1857.

Reformar y contrarreformar En esta tradición de reformar y contrarreformar tan frondosa, es alentador que un buen conocedor del sistema educativo se pregunte –casi mimetizando la canción de Burning- qué tenga todavía merecedor de ser sostenido, y en qué contradice a la época en que estamos. El primer motivo de interés de este libro es la propia pregunta, pues sitúa al lector en la duda que siempre debe acompañar a toda reflexión coherente. De entrada, da a entender que puede haber muchos elementos que no se corresponden con lo que debiera aportar a la sociedad. Y a repasarlo va con calma, datos y referencias de autoridad, para sugerir por dónde encaminar los cambios que se necesitan y desechar los prejuicios establecidos que, con cada nueva ley alternante, se suelen tratar de afianzar y reforzar.

La segunda aportación reside en que no se trata de opinionitis gregaria ni de jeremíaco lamento, literatura muy al uso en asuntos educativos. Razona, por ejemplo, contra corriente cómo no es posible un “pacto educativo”. Después de 163 años de dejaciones, compadreos y guerras escolares –y de las otras-, es casi imposible ir mucho más allá de lo que dice el art. 27 CE78: la necesidad de combinar universalidad y libertad. Hacerlo con gran equilibrio y respetando el sentido auténtico de los dos términos debiera ser –en lealtad- la función del Congreso de Diputados y del Ejecutivo, y no el pugnar por desequilibrar la democracia del sistema cada vez un poco más. Este criterio puede ayudar a entender cómo tratar de revertir los grandes desequilibrios que estableció la LOMCE será un paso importante en la buena dirección, aunque no sea suficiente para equilibrar un funcionamiento justo y armónico de la pluralidad de redes del sistema. En todo caso, es estéril perseguir un pacto propiamente tal. Para Feito es más útil en todos los aspectos hacer acuerdos concretos. No satisfarán todas las ilusiones, pero posibilitan un campo de juego en igualdad para poder crecer y enriquecer conjuntamente la universalidad y la libertad. Si se eliminaran las contradicciones existentes, sería un gran avance.

En tercer lugar, el autor apuesta por la valentía en las decisiones y no por que lo que hay se mantenga porque sí, como si fuera inamovible y para siempre, de tan naturalizado que está. En este sentido, sus dudas van hacia el Bachillerato tal como está, como pretexto burocrático de lo que venga después si viene. ¿No está sobrando ese mamotreto cuya función principal es ser mera academia preparatoria de la prueba de selectividad? ¿No sería más eficiente que esos dos años sirvieran para fortalecer las destrezas, competencias y actitudes que la ciudadanía necesita para enfrentar este mundo tan acelerado?

Esta es la pregunta clave del libro: ¿No merece la pena aprovechar mejor el tiempo escolar y que sea interesante, atractivo y actual, además de promover de verdad las buenas prácticas que debe tener el sistema?

Hacia una escuela democrática atractivaLOMCE
Y, en cuarto lugar, por este libro discurren cuestiones y preguntas que ayudan a pensar -más allá de lo que hay- si no merecería la pena tratarlas en serio, y no como remiendo u oportunismo. Son asuntos muy pertinentes para la recalificación y renovación eficiente del sistema sus consideraciones sobre la relación de los centros educativos con la Universidad y viceversa, la de las redes Pública y Concertada, la formación de un profesorado acorde con este tiempo, la reorganización interna de los centros, la colaboración de las familias –superando el ser sujeto pasivo o mero objeto de manipulación-, el sentido de comunidad que debe desarrollar, qué se enseña y qué se debiera enseñar, cómo se enseña y cómo se debiera hacer, la nota de Religión, qué pasa con los tiempos escolares…. En fin, un abanico de materias y problemas que necesitan ser bien resueltas porque interesan a todos. De algún modo, Rafael Feito nos está diciendo que, de cómo cuidemos la educación, depende la calidad de nuestra convivencia colectiva. Es un punto de los más sensibles para observarnos a nosotros mismos: cómo nos queremos o cómo nos odiamos dando rienda suelta al primitivismo hobbesiano. Merece, por tanto, la pena que sea repensada con criterio y no al servicio de prejuicios mal aprendidos.

Este libro de Rafael Feito es, por otro lado, una buena síntesis de un largo y fructífero trabajo, no solo en la Universidad Complutense, sino en las continuas reflexiones y análisis sobre los problemas del día a día. Desde los noventa, ha estado pendiente de cuanto aqueja a la educación española. Su obsesión por “una escuela democrática” le ha llevado a pisar todos los charcos en otros libros, artículos, conferencias, debates y en rfeito.blogspot.com Ha experimentado, incluso, a implicarse en uno de los instrumentos que la Constitución dispuso para generar responsabilidad: las AMPAS. Sabe bien de qué habla y no es la primera vez que trata los asuntos.

Se esté o no de acuerdo con lo que dice, merece la pena atender a sus documentados argumentos, muy propios de quien está más por la resistencia que por la pasividad y que prefiere la innovación a la rutina burocrática. Porque no le gusta contar la historia tal como no fue, el autor se pregunta -y nos pregunta- por el sentido que debiera tener esta educación que tantos parecidos tiene, todavía, a la que hace muchos lustros nos dieron y que ampara, todavía, demasiada obsolescencia decimonónica.

Manuel Menor Currás
Madrid, 14.02.2020

viernes, 14 de febrero de 2020

14-2-2020: Reunión para que termine ya la ampliación del IES (17:30h, en la puerta del IES Villablanca)


Desde el AMPA del IES Villablanca vamos a comenzar una serie de acciones para movilizar a los padres del barrio de cara a presionar a la Comunidad de Madrid para conseguir que se termine esta primavera la ampliación que se está haciendo en nuestro centro. Si esta ampliación no se termina ya, no tendremos plazas suficientes en el barrio para todos los alumnos que ahora están en 6º.

Tengan la edad que tengan tus hijos, ven con ellos el próximo viernes 14 a las 17:30h. en la puerta del IES Villablanca. Nos vamos a reunir unos minutos para hacer una foto, siempre respetando los derechos de imagen de los menores, que se moverá por redes sociales. Si quieres, puedes venir con una camiseta o prenda verde. ¡Te esperamos!

20-2-2020: Asamblea de Asamblea Marea Verde Madrid y Madrid x una nueva política educativa (18:00 h, en el Aula Magna de la ETSI Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas. UPM. M Ciudad Universitaria)






Entradas relacionadas:

29-2-2020: I Torneo de basket IES Francisca de Pedraza

BASKET PEDRAZA (@PEDRAZA45297552) ha tuiteado esta convocatoria:
🏀
Día 29 de febrero, I Torneo de basket IES Francisca de Pedraza y 3X3
🏀
🏢
en las nuevas pistas cubiertas del Club Juande Austria, y a las 17:00 h
🤾‍♀️
gran partido final y entrega de trofeos
🤾‍♂️
en las pistas de La Garena.
🏢
frente a nuestro IES.

Lo que no cuentan (Manuel Menor)


El negocio sobrentendido de lo que cuentan

Hay asuntos –no solo en educación- que parecen nuevos y no lo son.  En la distancia del tiempo se aprecia mejor lo viejos que son

Es posible que Arrimadas acabe por llevar lo que queda del CS a su nicho originario, comandado ahora por quien, según García-Margallo, fue elegido por exclusión de un mal mayor. Navega ahora acosado por VOX, socio encubierto ya en varios centros de la representación democrática, afectando de modo especial a los asuntos educativos. Y en el otro lado, la nave va entre asociados algo vergonzosos de serlo, requeridos por quienes no saben todavía hasta dónde guiar la frágil XIV Legislatura.

Entre “catetos” y listillos
Entre tanto vericueto propicio al cotilleo, los inasequibles al desaliento no cejan en la desmesura de tácticas y compadreos ancestrales. Se ha podido ver al oponerse a la ley de eutanasia como si se tratara de una “filosofía” para “ahorrar los costes sociales del envejecimiento”. Lo han mostrado hace unos días, también, al explicar con la subida del SMI los problemas de los agricultores. Pero, según explicaba el secretario de UPA (unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos): “El problema no es el SMI, sino que se están forrando con nuestro trabajo. Se están quedando con nuestro dinero intermediarios que no trabajan el campo, pero que con el móvil nos compran a 15 céntimos productos que luego venden a 2 euros". Esta secuencia hace recordar lo que acontecía a los pequeños campesinos de la Galicia rural. Despreciados como “catetos” en los años cincuenta, cuando acudían a la feria a vender una ternera siempre topaban con la red de ojeadores ocupados en que no valiera nada. La ventaja era para quienes –en proceso de convertirse en nuevos ricos- traficaban con las mejores crías de “Rubia gallega” vía Monforte.

Aquella connivencia, exprimidora del débil, sigue viva procurando que el “libre mercado” esté condicionado por su arbitraria libertad. Ahora, se apresta a sacarle partido al tópico de la “España vacía”: rentabilizará una territorialidad que está esclerótica porque se les fue la mano en su vaciado. Este proceder siempre ha estado ahí, al acecho del Presupuesto. Leer el periódico oficial desde que se llamaba La Gazeta permite entender el provechoso manejo del “libre comercio” desde antes de la Restauración canovista, con la sombra de los “amigos políticos” al acecho. Pronto veremos en que queda la inquietud de los herederos del franquismo, nostálgicas de que no se sepa distinguir el polvo de la paja y se pueda perder algo con lo anunciado por Adriana Lastra.

Un particular “libre comercio”
El mundo de la Educación, en todo caso, siempre ha dado mucho juego en este terreno en que se puede advertir, desde antes de Moyano en 1857, la peculiar aportación que la jerarquía eclesiástica ha hecho a la “libertad” con cartas marcadas por el Concordato de 1851, renovadas en 1953, en 1976-79 y otros convenios.

Todo propiciaba el objetivo. Lo advertía Antonio Fontán en 1961: el 75% de los actuales profesores españoles han obtenido sus cátedras después de 1939. Probablemente estos en su inmensa mayoría son personalmente católicos” (pág. 29). Hubiera calculado bien o mal este numerario de la Obra, los compromisos confesionales con la propagación de la verdad se han valido siempre de la multiplicadora pluralidad de “los dones”: muchas congregaciones, órdenes y asociaciones interesadas en la educación y sus aledaños sucediéndose y complementándose entre sí en el tiempo y en el espacio. HazteOír, por ejemplo, no es muy antigua, pero lleva un tiempo rondando un si es o no es del grupo, mientras crecen los adeptos a su PIN. CONCAPA es de 1929. Testimonió  por la causa peleando contra la ILE y sus seguidores y, entre otros frentes, sus fichas moralizadoras del cine marcaron un estilo censor. Servicio suyo más cercano fue, con Carmen Alvear al frente, multiplicar la pelea en  1984 por lo que, supuestamente, quitaba la LODE a los colegios que habían sido mimados por el omnipresente nacionalcatolicismo educador.

En la escena está que este asunto resucite con vigor. En su genealogía cuenta con que los españoles rezaron mucho hasta 1978. Tanto que, después de la Constitución, prosiguió el confesionalismo en escuelas e institutos públicos. Fruto de tanta devoción y sacrificio, en torno a 2.400.000 de niños y niñas españoles (de un total de 8.158.605 en el curso 2017-2018) son clientes especiales de sus colegios. No es indiferente, además, que, entretanto, se frene o quede para el voluntarismo el modernizar la organización interna de los centros públicos. Rafael Feito, acaba de publicar ¿Qué hace una escuela como tú en un siglo como este? (Madrid: Catarata), un lúcido ensayo en que denuncia los “nefastos y nefandos” atrasos que el sistema educativo actual lleva en su mochila.

De Mont Pelerin al cielo
Pero ese potencial le permite decir a la Iglesia oficial que sigue ahí, donde siempre. Podrá objetarse que, si se tiene en cuenta el monopolio educador de que disfrutó 40 años, sin contar los anteriores ni los posteriores a 1978, el resultado es más bien magro. No obstante, es exitoso el balance si se tiene en cuenta que, pese a la acelerada secularidad, su empresa educadora crece. Cuenta con el fervoroso auxilio de muchas manos influyentes dentro del Estado, donde la Comunidad de Madrid es modélica. No solo le ha ampliado conciertos educativos -sobre todo desde el “tamayazo” de 2003-, sino que sus cesiones de solares públicos, prebendas y lugares estratégicos ha acrecentado su selectividad social. Este diezmo, a escote del Presupuesto público, sitúa a Madrid como campeona de la educación privatizada en Europa. Murcia y otras zonas le van a la zaga. Andalucía ya está presta.

En los últimos tramos, el desparpajo de la lideresa aguerrida -de la que Isabel Díaz-Ayuso intenta ser émula- ha sido clave enfatizando la “libertad” sin cortarse en “restricción mental”. “Rectamente entendida”, aunque el 90% de los colegios concertados contravenga la reglamentación de conciertos, ha potenciado la singular “libertad de elección de centro”. El cupo de este ejercicio es selecto –lo saben como “mano invisible” que mueve y remueve-, pero nunca dicen que sea culpa del sistema. Dan por sentado que, si los datos no se adaptan a la teoría, es un error de los datos: van a la caza de que los pocos beneficiados se sientan agradecidos por ver que les ayudan en la dura tarea de competir por la cúspide del Gotha social y, mientras tanto, por el control particular del Estado. Es un circuito de cómplices y sobrentendidos. Los viejos socios de Friedrich Hayek en Mont Pelerin siempre contaron con que los ricos también lloran. Mucho antes, ya estábamos advertidos, por los antepasados de los jerarcas católicos, de que  este es “un valle de lágrimas” en que  todos pueden pasar “por el ojo de una aguja”.


Manuel Menor Currás
Madrid, 12.02.2020