jueves, 30 de noviembre de 2017

Información destacada de la Marea Verde

Inicio de curso 2017-18 en la Comunidad de Madrid


****************
 ¡Sí se puede!: La movilización da sus frutos

****************




       

jueves, 23 de noviembre de 2017

14-11-17: Presentación y votación de la PNL sobre laicidad en la Educación y presentación de firmas en el Congreso. 28-11-17: Reunión para culminar la campaña por una Enseñanza Pública, Democrática y Laica

Europa Laica nos informa de la siguiente convocatoria

Además de las informaciones conocidas a través de los medios sobre el curso acelerado que se le pretende imprimir a la Subcomisión para el “Pacto Educativo” y el acuerdo de centrar el debate en los 14 capítulos o bloques publicados, de fuentes parlamentarias nos confirman que se quiere cerrar antes de fin de año los temas o epígrafes a incluir en cada uno de esos bloques, para iniciar en enero el debate y posibles acuerdos, en los que el problema de la laicidad escolar quiere ser de nuevo relegada por algunos grupos parlamentarios.


También nos confirman que, de momento, se mantiene la convocatoria de la Comisión de Educación del próximo jueves 14 de diciembre, en la que se presentaría a debate y votación la PNL sobre la laicidad del sistema educativo que entregamos hace ya un año. Momento que aprovecharíamos para presentar en el Congreso las firmas recogidas en la campaña específica por el segundo punto de esa PNL y que exige, como previo a la elaboración de una nueva ley educativa, la Denuncia y Derogación de los Acuerdos con el Vaticano en los que se obliga la presencia de la religión confesional como materia fundamental del currículo y en todos los centros educativos. De mantenerse dichos Acuerdos, cualquier nueva ley educativa seguiría hipotecada por ellos.


Urge, por tanto, culminar la fase actual de la campaña y presentar ante los grupos parlamentarios esta exigencia -imprescindible para hacer posible una Enseñanza Pública, Democrática y Laica-, avalándola ese día con su voto.


Aparte de dar cuenta de las gestiones realizadas con algunos grupos parlamentarios, es necesario hacer un balance de la campaña, realizar la centralización final de las firmas recogidas para su entrega el día 14 de diciembre y preparar la concentración de apoyo, que realizaremos en ese momento. Con este fin, convocamos a todos los colectivos que han suscrito la campaña a una reunión, para el próximo martes 28 de noviembre, a las 18 h., en el local de STEs en Madrid, C/ Carretas 14, 7ª planta (metro Sol). Recordad que la convocatoria, antes anunciada para el miércoles 29, se adelanta al martes 28.

Un cordial saludo

Fermín Rodríguez Castro


(por la Comisión de Organización de la Campaña)

"Cuatro pedagogías que difundieron las maestras de la República (y que no conoces)" (por Sara Montero para CUARTO PODER)

Reproducimos este artículo publicado en CUARTOPODER.ES

“En España cuando se refiere a la formación del maestro, se hace ahorrando tiempo y dinero”. Esta frase podría haber salido de la boca de cualquier profesor que haya sufrido la oleada de recortes de la última década, pero la escribió  Concepción Sáiz de Otero en el libro ‘Dos meses por las escuelas de Londres’ en 1910. Esta feminista fue una precursora de la generación de maestras que vino después, con la II República,  y que trajo algunas corrientes pedagógicas que aún hoy en España siguen siendo minoritarias. Hasta el 30 de noviembre, se recuerda a estas mujeres en el Centro Cultural Galileo (Madrid) en la exposición ‘Diarios de Libertad’.
El final del siglo XIX dejó entreabierta la puerta de la Educación española a otras corrientes de renovación. Desde 1876, operaba la Institución Libre de Enseñanza, a la que siguieron otras como el Museo Pedagógico, que se inauguró seis años después. Aparecieron figuras como María de Maeztu, que dirigió la Residencia de Señoritas, la periodistaCarmen de Burgos o la propia Sáiz Otero.  En este contexto, se proclamó el 14 de abril de 1931 la II República española, que impulsó la escuela pública, laica, más igualitaria y con la obligatoriedad de la primaria.
Las becas que concedió la Junta para Ampliación de Estudios hicieron que muchos maestros y maestras salieran de España y volvieran con la maleta cargada de nuevas ideas y métodos que después aplicaron en sus escuelas. “Entraron en contacto con las nuevas corrientes pedagógicas de Estados Unidos y Europa, como con las teorías de Arthur Piaget. Comenzaron a fijarse en la psicología de los niños y dejaron de tratarles como si fueran adultos en pequeño para procurar su propio desarrollo intelectual”, explica Luz Martinez, secretaría de Mujer y Políticas Sociales de FeSP-UGT y directora del proyecto ‘Maestras de la República’. Carmen García Colmenares ha sido la encargada de dirigir la exposición. 
En un nuevo país que aspiraba a la igualdad, los primeros muros que hubo que derribar fueron los que separaban a niños y niñas. Por eso, eso se apostó por la coeducación, donde ambos sexos compartían espacio, juegos y ambiciones. “Aún hoy no hemos alcanzado la coeducación, nuestras escuelas son mixtas, pero no coeducativas. Con la democracia nos incorporamos al mundo de ellos, pero otras actividades como el cuidado o la educación afectivo sexual siguen fuera del aula”, responde Martínez. En los últimos años, el debate sobre las escuelas segregadoras financiadas con fondos públicos sigue vivo y encuentra defensores.
La sola presencia de estas mujeres activas, inteligentes y cultas que se presentaban en los pueblos a extender la educación suponían un revulsivo. Las niñas comenzaron a tener ejemplos alternativos a los roles tradicionales de madre y esposa. “Aparecían  solas y con su maleta en los pueblos. Algunas se cortaron el pelo y la falda y llegaban con los labios pintados de rojo a una España aún en blanco y negro”, explica Martínez. Estas jóvenes tuvieron que enfrentarse en algunas ocasiones a las autoridades del pueblo o a algunos vecinos. “El otro día una mujer que vivió aquella época me contaba que aún se acuerda del perfume de su profesora. Para ella, que vivía en el campo, ese olor era totalmente nuevo”, rememora la directora de la exposición. Las mujeres también sumaron  éxitos importantes en otros campos, como la obtención del voto femenino que defendió la diputada Clara Campoamor, o el hecho de que la anarquista Federica Montseny se convirtiese en la primera ministra española.
Las maestras también daban clase a adultos, en las que explicaban asuntos referidos a la higiene, la sexualidad o la maternidad, en una España aún llena de falsas creencias sobre el mundo femenino.
Cuatro corrientes que siguen siendo alternativas
Algunas de estas maestras llevaron a las ciudades y pueblos de España corrientes pedagógicas que aún hoy siguen siendo minoritarias en España. La imperante sigue siendo la escuela tradicional con un currículo cerrado, poco flexible y donde se prima la memorización por encima del desarrollo del pensamiento crítico. “Es gente que intenta que la educación sea un espacio de transformación social. No quieren solo prepararte para hacerte competente en el sistema, sino también para ser un ciudadano comprometido con la sociedad. Piensa que en la República no había libros de texto, sino bibliotecas, porque lo importante era el pensamiento generado. Ahora la educación está en manos de editoriales”, explica la experta.
De todas las pedagogías alternativas que surgieron la más famosa y consolidada en España es la Montessori. Sin embargo, la exposición también habla de otras tres corrientes más que estas mujeres exploraron y que siguen siendo minoritarias: Freinet, los centros de interés y los trabajos por proyectos. Si no has estudiado Magisterio ni Pedagogía es posible que estos nombres no te suenen.
Las maestras Freinet
María Cuyás, Dolors Piera i Llobera, Anna Gavín, Carmen Valero o Marina Fiol fueron algunas de las profesoras que llevaron las enseñanzas del maestro francés Célestin Freinet (1896-1966) a las escuelas españolas. Su método es antiautoritario y la figura del profesor no sirve para mandar sino para orientar. Los alumnos salen de las escuelas y exploran su entorno donde descubren inquietudes y problemas que discuten en sus asambleas. Después de elegir el proyecto en el que trabajarán acuden a la bilioteca, preparan conferencias y escriben un texto que, tras ser corregido en grupo, incorporarán a una revista elaborada por la clase, que además se intercambia con otros centros para conocer otras realidades.
Un buen ejemplo del resultado de este proceso es el periódico Gestos, realizado por el maestro Antonio Benaiges en una escuela de Bañuelos de Bureba (Burgos) en 1935.
Centros de interés
Rosa Sensat i Vilá, María Sánchez Arbós, Joana Hago aplicaron en las aulas españolas la teoría del belga Ovide Decroly, que tenía por lema “Escuela por la vida y para la vida”. Sin embargo, uno de los máximos exponentes fueAnna Rubiés, que lo llevó a Barcelona y lo aplicó en el centro Ramon Llull y después escribió y publicó sus conclusiones
La corriente de centros de interés parte de las inquietudes del alumno, que son las que configuran el trabajo y que irán cambiando a lo largo de su vida. La escuela debe adaptarse a él y no al revés. Las asignaturas cerradas e inflexibles carecen de sentido. Las inquietudes suelen organizarse en torno a “la necesidad de alimentarse,  luchar contra la intemperie, defenderse de los peligros, y la necesidad de actuar, trabajar, descansar , divertirse y desarrollarse”, según la revista ‘Temas para la educación’ de Comisiones Obreras.
Trabajo por proyectos
El modelo de los trabajos por proyectos fue defendido por Juana Moreno de Sosa, Concepción Sainz Amor, Aurora García de Salazar  o Margarita Comas,  que también introdujo el método Mackinder. Algunas de estas maestras aprendieron esta corriente, desarrollada por John Dewey y Alice Chipman, en sus viajes al Teacher College de Columbia. Se basa en desarrollar la autonomía del niño. A través de un consenso en la clase, se elige el tema que se trabajará. Ellos toman las decisiones, negocian, investigan, clasifican la información y extraen sus conclusiones. El papel del profesor es escuchar y orientar.
Modelo Montessori
Es el más extendido en España y hay colegios especializados en esta corriente pedagógica. Fuera de la escuela también existen, por ejemplo, tiendas de juguetes con secciones concretas. Celestina Vignaux, Dolors Canals i Ferrer, Paula Cañellas o Leonor Serrano fueron algunas de las maestras que pusieron en práctica los preceptos ideados por la italiana María Montessori. Se trata de adaptar el entorno al aprendizaje del niño, incluso con muebles a su tamaño. El papel del maestro es observar al alumno para descubrir sus intereses y orientar sus trabajos.

El profesorado interino no es de usar y tirar: #estabilidadinterinos


miércoles, 22 de noviembre de 2017

25 y 26-11-17: Mesas informativas de la PEPAH sobre la situación de la escuela pública en Alcalá de Henares (de 12:00 a 14:00, Plaza de Cervantes)

Desde la Plataforma por la Educación Pública de Alcalá de Henares nos llega esta convocatoria:

ESTE FIN DE SEMANA VAMOS A INSTALAR LA MESA INFORMATIVA DE LA PEPAH EN LA PLAZA CERVANTES, EN HORARIO DE 12 A 14
EL SABADO Y DOMINGO.
PEDIMOS COLABORACIÓN, ES DECIR, VOLUNTARIOS CON GANAS  DE PASARSE DOS HORAS AGRADABLEMENTE INFORMANDO A LOS VIANDANTES DE LA SITUACIÓN DE LA ESCUELA Y RECIBIENDO LOS BENDITOS RAYOS DEL SOL.
¡ÁNIMO Y SUMAROS A PASARLO BIEN!

Ciudadanos y PP ven rechazadas sus propuestas para la "despolitización" de la educación entre duras críticas a Rivera (Carmen Moraga para ELDIARIO.ES)

ELDIARIO.ES publica este artículo


Ciudadanos y el PP han visto este martes rechazadas por la mayoría de los grupos del Congreso las dos propuestas que han presentado por separado para reforzar los controles en los colegios y evitar "el adoctrinamiento político" en los alumnos. Todos los partidos han anunciado que votarán en contra de ambas propuestas, salvo Ciudadanos y el PP que se han dado apoyo mutuo a sus dos iniciativas, pese a discrepar en sus planteamientos. La votación se pospone hasta el jueves. 
El propio Albert Rivera, que es el segundo revolcón que sufre en el Congreso sobre el mismo tema, ha querido subir a defender la iniciativa de Ciudadanos: una proposición de ley encaminada a poner en marcha una Agencia independiente de Alta Inspección Educativa que sustituya al organismo actual, que creen "inoperante" y que no ejerce las funciones que recoge el artículo27.8 de la Constitución.
Durante el debate, Rivera ha protagonizado un duro rifirrafe con Mari Luz Martínez Seijo, portavoz del PSOE, cuyo grupo ha presentado una enmienda a la totalidad del texto que los de Rivera han pedido, sin éxito, que retiraran, o al menos que se abstengan en la votación para evitar la derrota de su propuesta. "No hagan el juego a los separatistas", les ha espetado Rivera a los de Sánchez ante las protestas de la bancada del PSOE.
Rivera ha cargado con dureza contra los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE,  a los que ha acusado de "llevar más de 37 años de retraso" para lograr consensuar un sistema educativo duradero, que en su opinión "es absolutamente necesario". "Nos jugamos el modelo de país".
El líder de Ciudadanos ha defendido en este sentido la necesidad de impulsar una Alta Inspección Educativa "independiente del Gobierno" para salvaguardar "el pilar mas importante de un país" y vigilar que no entre "la política ni el adoctrinamiento en las aulas". 
"El nacionalismo siempre ha tenido como objetivo trabajar por la liquidación y la destrucción de España, llevan décadas intentándolo", ha sentenciado Rivera. "Les pido que no hagan el juego a los nacionalistas", ha insistido dirigiéndose a los socialistas, a los que ha acusado de haber pactado con ellos durante años de "forma oscura".
"No queremos libros de texto que mientan ni esteladas en las escuelas, queremos una educación en libertad". "Hay alumnos señalados en los colegios por ser hijos de guardia civiles", ha lamentado el líder naranja, para sentenciar seguidamente: "Ciudadanos no vino aquí para ser comparsa de los que quieren destruir este país".  "Queremos una ley educativa igualitaria, no la de rojos o azules", ha dicho el líder de Ciudadanos al finalizar su primera intervención.

Rifirrafe con la portavoz del PSOE

La portavoz socialista, Mari Luz Martínez Seijo, ha salido a la tribuna para replicar a Rivera y para calificar su proposición de ley de "bodrio", reprochando al líder naranja su "demagogia", sus  "vaivenes" y su "oportunismo". Entre otras cosas, le ha dicho que no están de acuerdo con su Agencia de Inspección "porque no  respeta las competencias de las Comunidades Autónomas".  "Viene usted aquí a hacer campaña, señor Rivera, de lo contrario ¿por qué sube usted a defender la iniciativa si usted no tiene nada que ver con la Educación?. A hacer campaña váyase a Catalunya", le ha invitado.
Rodríguez Seijo no ha ahorrado críticas contra la ley de Ciudadanos al considerar que no tiene "consistencia" y encima no va a lograr el consenso necesario que requieren los temas educativos. "Lo que  pretender es volver a traer control y censura en los centros educativos", le ha afeado.
"No entendemos ese empeño que tiene de querer duplicar y externalizar órganos ya existentes", ha añadido la portavoz del PSOE, que tampoco ve "ninguna urgencia" en traer a la Cámara más propuestas cuando hay una subcomisión abierta en el Congreso que la que se está ultimando un pacto de Estado en esa materia. "Están siendo desleales con el pacto,  torpedeándolo", le ha reprochado.
"Es muy peligroso instrumentalizar la Constitución. Es una barbaridad y vergonzoso el uso de la educación que está usted haciendo por un puñado de votos", le ha espetado en diversas ocasiones la socialista a Rivera. "Dejen de jugar con la educación", ha añadido.
En su réplica, el líder naranja ha llegado a acusar el PSOE de defender los mismos planteamientos en Educación que ERC, con los que no duda de que el PSC busca volver a formar un "tripartito". "Si quieren estar con ERC  y con Bildu nosotros no. Ustedes están fagocitados por el PSC. ¿Prefieren que sea Carod Rovira el que vigile la educación?", ha ironizado Rivera. "No confundan el pacto con pasteleo", ha añadido.

El PP apoya la propuesta pero critica también a Rivera

Después, uno a uno, el resto de los portavoces se han unido a las críticas del PSOE contra Rivera. Aunque también posteriormente contra el PP. 
Incluso la diputada del grupo conservador, Ana Isabel Alós, pese a apoyar la propuesta, se ha sumado a la retahíla de reproches que los demás portavoces  le habían lanzado antes a Rivera.
Alós ha atacado a Rivera por su "oportunismo político", por su "irresponsabilidad" al traer a la Cámara cambios en la ley de Alta Inspección porque a su juicio supone, entre otras cosas,  una "injerencia en la fiscalía". Y, en definitiva, por considerar que con su propuesta solo busca  "réditos electorales".
Su compañera de bancada, Sandra Moneo, defendía poco después desde la tribuna de oradores la propuesta del PP, muy similar aunque  encaminada a buscar un "acuerdo de refuerzo de las medidas de la Alta Inspección Educativa", que solo ha sido apoyada por Ciudadanos.
Moneo ha anunciado la "voluntad de consenso" de su grupo.  Pero, sobre todo, ha querido dejar claro "el compromiso" de su grupo con el pacto educativo. La diputada ha querido distanciar de los de Rivera y ha afirmado: "No estamos aquí ni por oportunidad ni por oportunismo, somos un partido de Gobierno. Nuestra propuesta tiene el respaldo de los ciudadanos y del sector educativo", ha contrapuesto.
Marta Martín, portavoz de Educación de Ciudadanos, ha devuelto las criticas al PP. "Ustedes nos traen aquí la proposición no de ley del arrepentimiento, quieren subsanar su grave error y hacen un propósito de enmienda", ha dicho con sarcasmo, para adelantar que "por eso la vamos a apoyar".
"Aunque es raro que un partido de gobierno traiga a la Cámara una iniciativa en la que se insta a sí mismo a que se ejecute su proposición", se ha extrañado. "Estamos esperando con interés su mejoras y las aportaciones que dicen que nos van a traer", ha zanjado.
Los demás portavoces, especialmente los de los grupos nacionalistas, han salido en tromba contra Rivera.
"Usted es hijo del sistema educativo catalán. ¿Cómo puede sostener lo que sostiene? Míreme a los ojos?, le ha espetado Sergi Miquel Valentí, del PDeCAT.
"Están ustedes obsesionados con el adoctrinamiento", le ha afeado el portavoz del PNV, Joseba Agirretxea.
Por su parte, el diputado de ERC, Joan Olòriz, ha ironizado: "¿Hasta cuando abusará de nuestra paciencia?. Se le ha visto su verdadera cara señor Rivera".

Pastor pide al diputado de En Comù que retire la expresión de "gorrinos"

El representante de Unidos Podemos-En Comù Podem-En Marea, Joan Mena, ha protagonizado a su vez un episodio con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a cuenta de una expresión que ha utilizado para críticar a la vez al PP y a Ciudadanos.
Mena ha sacado al iniciar su intervención una tiza "con la que han trabajado nuestros maestros durante todos estos años, pero que ustedes la han destrozado". "Han traído aquí la ley mordaza del sistema educativo catalán. Son unos irresponsables", le ha espetado a Rivera.
Pero los reproches los ha repartido a partes iguales sobre el partido de Rivera y el PP. "Parecen gorrinos peleando en una charca de barro para demostrar el adoctrinamiento inexistente".
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, le ha pedido que retirara la expresión de "gorrinos". Mena ha tenido un lapsus  y se ha dirigido a Pastor llamándola "señora Rivera". Luego se ha disculpado por la equivocación pero se ha negado a retractarse de sus palabras alegando que "no he insultado a nadie,  solo he dicho que se comportan como gorrinos".
Ante su negativa, Pastor le ha indicado que ella ordenaría que el "insulto" se retirara de las actas.

3-12-17: #BicicletadaEcofeminista (11:30 h, frente al Palacio de la Ópera. Madrid)

La Asamblea Marea Verde Madrid apoya la difusión de esta convocatoria

7ª bicicletada ecofeminista

La #BicicletadaEcofeminista ya tiene fecha, hora, lugar y tema. ¿Te vienes a pedalear y bailar con nosotras?
¿Cuándo? El domingo 3 de diciembre, a las 11:30 horas.
¿Dónde? Frente al Palacio de la Ópera.
¿Cómo? Con tu bicicleta y tus mejores galas ochenteras.
¿Para qué? Para pedalear, cantar y bailar por un mundo sin desigualdades, más sostenible y sin centrales nucleares.


2017 | 7ª Bicicletada Ecofeminista from ChurrucaLAB on Vimeo.

La Plataforma IES La Garena se reúne con el PP de Alcalá

Plataforma IES La Garena nos pide difusión para este comunicado


Así es la Alta Inspección de Educación, un cuerpo limitado y burocrático que el PP quiere que supervise los colegios (Pau Rodríguez y Laura Galaup para EL DIARIO)

Reproducimoseste artículo de ELDIARIO.ES


La Alta Inspección Educativa está pensada para supervisar que la legislación autonómica no choque con la estatal, por eso cuenta con poco personal
El Congreso vota una proposición del PP este martes para que la Alta Inspección pueda hacer requerimientos e inspecciones en los centros
"Si se lleva adelante, sería una recentralización", asegura Francesc Colomé, inspector durante años y primer director de la Alta Inspección en Catalunya

No es ningún secreto que PP y Ciudadanos quieren intensificar el control sobre lo que ocurre en los colegios catalanes, en los que aseguran que se dan casos graves de adoctrinamiento político. Los populares quieren reforzar el papel de la Alta Inspección de Educación para que asuma esta tarea, y así lo han dejado por escrito en una proposición que se vota este martes en el Congreso. Pero, ¿está pensado este cuerpo para supervisar las escuelas? ¿Cuenta con suficientes efectivos? ¿No es esa una función que corresponde a los inspectores de cada comunidad autónoma? 
Las competencias de la Alta Inspección, que depende del Ministerio de Educación, consisten principalmente en comprobar que los programas educativos y la legislación de cada comunidad autónoma no choque con las leyes y los currículos estatales. Una "supervisión burocrática" que el PP, con  su proposición no de ley (PNL), quiere superar para que este cuerpo pueda también realizar requerimientos e inspecciones en los centros educativos, algo que hasta ahora ha correspondido a la Inspección Educativa, que depende de las administraciones autonómicas. 
"Si se llevara adelante, sería una recentralización", asegura Francesc Colomé, inspector durante años y primer director de la Alta Inspección en Catalunya, durante el mandato socialista de Felipe González. "La Alta Inspección no está pensada para ir a los centros", incide Colomé. Durante sus ocho años al frente del organismo sólo acudió una vez a un colegio para levantar un acta, mientras que, asegura, dedicó buena parte de su tiempo a "prevenir" conflictos competenciales entre el Gobierno y la Generalitat, vinculados a decretos y leyes educativas. 
Además de esto, la Alta Inspección también tiene como cometido, según la LOE –la última ley que especifica sus funciones–, comprobar las condiciones para la obtención de títulos y para la concesión de becas, así como "velar" por "la igualdad de todos los españoles" en materia de educación, con mención especial a "sus derechos lingüísticos". Si el Gobierno asumiera las propuesta del PP en el Congreso, a ello cabría añadir la actuación "de oficio o a instancia de parte" para hacer inspecciones en centros y garantizar "la neutralidad ideológica y política de los centros docentes". 

Un equipo muy reducido 

Con todo, para reforzar la Alta Inspección no bastaría con extender sus competencias, sino que habría que ampliar sustancialmente el cuerpo. En Catalunya, por ejemplo, la Alta Inspección está integrada  sólo por su director y un inspector –ambos cargos de libre designación–, además de un equipo de funcionarios que les da apoyo administrativo. Nada que ver con los 243 profesionales del cuerpo de inspección catalán, que asume cada uno de ellos una veintena de centros educativos. 
Colomé ve absurda la voluntad de PP y Ciudadanos de intensificar la supervisión en los colegios. "El papel del inspector debe ser de prevención de conflictos: aunque pongas diez, quince o cincuenta personas en la Alta Inspección es improbable que sepan lo que ocurre en las aulas cuando se cierra la puerta", afirma.
Otro de los inspectores consultados para este reportaje, Antoni Domènech, que dirigió la Alta Inspección en Catalunya de 2005 a 2011, ve un motivo de alerta añadido a la hora de dar competencias a la alta inspección para que controlen la actividad de los colegios: que pese a ser personal de libre designación, la alta inspección "podría pasar por encima de la inspección técnica, que accede al puesto por oposiciones, que consisten en capacidades y méritos". 
Domènech recuerda que si la inspección depende de las comunidades autónomas es porque éstas son la Administración educativa en España. No tendría sentido, argumenta, que fuera otra administración la que gestionara y analizara las quejas cuando corresponde en este caso a la Generalitat resolverlas. 

La coordinación entre inspecciones

Desde la Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) verían un error que la Alta Inspección interfiriera en las tareas adjudicadas a la inspección territorial. Sí creen que estos dos cuerpos deberían "colaborar y coordinarse" para garantizar un mejor funcionamiento de la supervisión en los centros. "Son competencias distintas, y deben ir coordinadas. La visita al centro es propia de la inspección territorial, si alguien de la Alta Inspección necesita algo sobre este tema debería en ponerse en contacto con los inspectores territoriales", apunta un portavoz de la USIE. 
De hecho, acaban siendo estos inspectores ordinarios los que se encargan de investigar las quejas que el Ministerio de Educación traslada al departamento de Enseñanza, como ha sucedido con los dos requerimientos posteriores al 1 de octubre relacionados con supuestos casos de adoctrinamiento. 
El Ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, habló también de la inspección educativa en su última  comparecencia en la Comisión de Educación e invitó a los grupos políticos a que reflexionasen sobre ello  en las negociaciones del Pacto. "Mi impresión es que la alta inspección tiene poca capacidad de reacción inmediata y depende de la buena voluntad y de la buena disponibilidad de la inspección de las comunidades autónomas", apuntó, y aseguró que la intervención de este cuerpo es "subsidiaria". En su caso, no fue más allá en la propuesta. 

Una agencia independiente a propuesta de C's

Este martes se debate también en el Congreso de los Diputados una  propuesta de ley de Ciudadanos sobre la inspección . Con esta iniciativa, la formación naranja pretende crear una agencia independiente que asuma las funciones de la alta inspección. "Es importantísimo para el futuro de España que esta ley se ponga en marcha, los únicos que pueden ponerse en contra de esto son los que cuelgan propaganda, los que manipulan a los niños, los que manipulan libros de texto o los que no cumplen la ley", aseguró Rivera en la presentación de este articulado.
Además de los cometidos actuales de este organismo, Ciudadanos pretende que los profesionales de esta agencia "visiten los centros docentes públicos y privados", accedan a documentación académica y administrativa que precisen, así como que se dirijan a la Fiscalía General del Estado "si aprecian alguna ilegalidad de relevancia o transcendencia penal". De nuevo, asumirían funciones de la inspección territorial.
En la propuesta presentada también incluyen una disposición para garantizar "la neutralidad ideológica del sistema educativo y la protección del denunciante". Entre las medidas destacadas, esta agencia podrá acordar la adopción de "medidas cautelares” contra docentes o responsables de un centro educativo. La formación naranja propone que esta institución esté formada por un director y un consejo, formado por miembros elegidos por el Gobierno.

PSOE y Unidos Podemos, en contra

Unidos Podemos considera que la función de la inspección se debería debatir en la subcomisión del Pacto y no en el pleno, como sucederá con las propuestas de PP y Ciudadanos. "No sé si pretenden reventar las negociaciones, ya que es uno de los temas que mayores desacuerdos puede generar", responde Joan Mena, diputado de En Comú Podem. "El adoctrinamiento no es un problema generalizado y se están realizando de cara a una elecciones catalanas para legitimar su relato", apunta Mena. Sobre este asunto, cree que "hay una competición entre el PP y la formación de Albert Rivera para posicionarse. Su formación, y también el PSOE, según ha podido saber este diario, se opondrán a ambas iniciativas.
Mena, que ha sido muy crítico en el Congreso con la tesis defendida por Ciudadanos sobre el adoctrinamiento en la escuela, considera que con estas propuestas se está "legislando para casos muy concretos". Este grupo considera que esta iniciativa va en contra de la postura defendida por el grupo de Rivera centrada en "adelgazar" la estructura de las administraciones públicas, ya que según sus estimaciones sacarla adelante podría suponer dos millones de euros.
Domènech coincide que "el replanteamiento de la alta inspección habría que hacerlo con calma y consenso". "No se puede hacer en caliente, porque esta comunidad y otras podrían sentirse agraviadas porque invaden sus competencias: se está replanteando el modelo de Estado autonómico y no parece el momento más oportuno", sostiene este inspector barcelonés. 

"La mala educación de lenguaraces machistas ataca a Manuela Carmena" (Manuel Menor Currás)

Reproducimos este artículo que nos envía Manuel Menor

Con la jauría prepotente que actuó en las fiestas de Pamplona 2016, constituyen un mal síntoma de convivencia. Pocos parecen, pero atemoriza su afán de que volvamos a ser manada.

Nada es lo que parece hasta que la endeblez se muestra con toda crudeza. Hay ocasiones en democracia en que, de modo aparentemente insólito, aflora una realidad torpe, ignorante, plagada de prejuicios y enormes dosis de desprecio hacia cuanto no coincide con lo obsoleto. Buena parte de la “violencia simbólica”, ese conjunto de pautas opresoras de los demás a cuenta de que uno siempre tiene razón en sus valores, aunque pertenezcan todavía al Paleolítico inferior, tiene sus mejores momentos expresivos en tales circunstancias.
Gracietas machistas
Entre los españoles suele predominar, a estas alturas de la Historia –y a contrapelo de lo que algunos quieren-, la tolerancia y el respeto mutuo. Pero son suficientes algunos ingredientes que alteren la modorra cotidiana para parecer propicios al guerracivilismo cruel. Y todo porque las meninges de algunos especímenes se alteran profundamente al tener ocasión de expresarse.  No son pocos entonces los que se desatan en profundidad y embisten, demostrando al resto que se van a enterar. Ahí están ellos para poner las cosas en su sitio. En esos momentos, la cruzada que estos impacientes llevan dentro les suele desbordar, y la tendencia a repetir los garrotazos que tan bien dibujó Goya desbarata toda mesura y la buena educación de que osan presumir. No es infrecuente en tales ocasiones que concurran dos circunstancias adicionales: la disponibilidad de un medio aparentemente anónimo, como las redes sociales, y la supuesta provocación que les representa cualquier opinión, actitud o diferencia. Ajena, especialmente si proviene de alguien a quien tachan de inferior. Su sensibilidad –indefinidamente adolescente- se desborda ante las prestaciones de Twiter o Whatsapp para trasladar sus grandiosas torpezas a los correligionarios. Estos soportes  dejan de ser neutros en sus manos e, inmediatamente, desparraman improperios, invectivas, insultos, amenazas y sevicias con tal de dejar por los suelos a quien consideran culpable de haberles herido por no haber sido complaciente.
Comportamientos de este tipo empiezan a edades tempranas en modalidad a menudo consentida e, incluso, jaleada. El colegio o la escuela ya son espacios propicios para el ensayo de estas violencias micro o maximachistas. De todo hay en los años escolares –no meros juegos de niños- y más de un suicidio adolescente se ha desencadenado en este escenario en que el agresor pretende pasar como gracioso, pero a cuenta de los más débiles de la clase.  Y cuando los iniciados en estas gracietas crecen, de aquellos polvos estos lodos. Les desbordan los resabios de mala crianza, el descontrol de la racionalidad en convivencia y la creencia –cada vez más absoluta- de que los equivocados, idiotas y subnormales son los otros, que no saben jugar como ellos y les recriminan su conducta. También van aumentando las ocasiones para el disentimiento e intolerancia, al mismo ritmo que se les desboca toda concordancia entre fuerza física y desarrollo neuronal. Las cuestiones de género les alteran, pues consideran a la mujer menor de edad, sólo la entienden sumisa y paciente, y objeto de presa pues “la vieron primero”. Las de carácter territorial les desorientan, pues no hay en el mundo pueblo, región o nación similar a los suyos. Las de índole simbólico-religiosa les son míticas, ya que no hay virgen como la de su comarca… Sucesivamente, las circunstancias vitales les brindan mil ocasiones para mostrar su desconcierto, por más certeza que muestren en la barra del bar, como si del lejano far-west se tratara. Algunos llegan a puestos de superioridad jerárquica o administrativa sobre los demás.
La Historia no suele servir para casi nada ante tales comportamientos. Sólo ayuda a comprobar que, en determinadas situaciones en que la vida colectiva se tensa, crecen las ocasiones demostrativas de estas violencias y todo tiende a repetirse. Con la gravedad de que estos individuos aceleran esa equivocación, en medio de la muy frecuente pasividad consentidora de los demás. Y en este momento actual -en que ya existen demasiados episodios similares en  Europa, con formas de expresión machista e interpretaciones neonazis de la sociedad- son estos mismos individuos quienes tratan de vaciar de sentido los llamamientos a la tolerancia y a las formas pacíficas de convivencia como signos de dignidad y desarrollo humanos. Vivimos un tiempo convulso, en que puede ser difícil distinguir qué merezca la pena.
El chat de los guindillas
Las situaciones que está provocando la cuestión catalana entre participantes, nativos y próximos, están teniendo demostraciones palpables de sinsentido: la energía derrochada bien debiera emplearse en algo favorable al mejor entendimiento. Colateralmente, y mezcladas con otros prejuicios y rencores de difícil acomodo, hay quienes  aprovechan para enturbiar más con malos modos. Intentando manchar a personas e instituciones muy dignas de aprecio, quieren vengarse de su logrado prestigio. Sólo ellos se sienten capaces de hacer justicia poniéndolas donde imaginan les corresponde, lo que hace más lamentable que Manuela Carmena tenga que sufrir lo que no se sabe con los insultos de quienes, supuestamente, debieran respetarla. Son policías municipales los que han puesto en circulación en un chat porquería odiosa. Nadie les ha obligado a pensar como la alcaldesa, pero han aprovechado el supuesto anonimato para agredirla y, de paso  -por muy protegidos que se hayan sentido detrás de una gorra de plato y una porra, a la inteligencia y paciencia de  sus conciudadanos. Ni el anonimato existe en las redes ni ofende sino quien puede.   Si algo merece esta alcaldesa –independientemente de que se esté o no de acuerdo con sus criterios- es respeto y aunque las mentes enfermas no lo sepan, también admiración. La mención a la matanza de Atocha en enero de 1977 es de ignorantes de que la democracia en España costó bastante más de lo que este parloteo de señoritos malcriados se imagina. Carmena estuvo, y muy activa en aquellos despachos laboralistas, exponiéndose para que las pautas grises en que se desarrollaba la vida laboral desaparecieran; mencionar que es una pena que no la hubieran asesinado como a sus compañeros, es una agresión que solo pretende atemorizar a toda la ciudadanía. A sus 73 años, hay que ser muy joven para aguantar a gente como esta que parece se encontraría más a gusto con la estulticia generalizada de quienes no quisieron aceptar la libertad política. Hasta los más zotes saben, además, que esta alcaldesa es honrada, que no ha llegado a Cibeles viviendo del cuento, y que está muy bien preparada para el cargo que desempeña.
Asuntos sin resolver
La cuestión pendiente, en todo caso, es cómo eliminar estas lacras que, a lo que parece, tienen buenos patrocinadores y algún que otro buen adoctrinador intelectual. Con las noticias que a diario nos muestra la prensa acerca del maltrato infantil, la brutalidad en el ámbito familiar, el abuso sexual, los gritos, insultos, desprecios y amenazas de superiores a inferiores….. ¡Cuánta violencia gratuita! ¡Cuánto maltrato improcedente! ¡Cuánto dolor sin sentido que merece la pena prevenir y erradicar! Aristóteles hablaba de que en la POLIS lo propio es el “gobierno de libres e iguales”. En aquella Atenas del s. IV a.C. la democracia era muy leve todavía y, sin embargo, el filósofo ya reclamaba para todos los ciudadanos una misma educación, “común y no privada”. Entendía él que “el entrenamiento en los asuntos de la comunidad ha de ser comunitario”, porque en democracia todos nos debemos “al cuidado del conjunto”. Las lacras a que aludimos, y que a menudo se manifiestan de muchas otros modos –como demasiado bien saben los diversos por color de la piel, sexo, cultura, discapacidad o discriminación económica- solo son erradicables a partir de una educación digna para todos. Una democracia del siglo XXI es imposible sin una muy buena educación de todos.  Los recursos ahí invertidos son los mejor empleados. Si no lo creen así, la opinión es libre, pero el caso de Pamplona que estos días se juzga y lo protagonizado por estos guindillas madrileños es un anticipo para atisbar a dónde nos conduce la ignorancia –que no virtud-  de los prepotentes.


Manuel Menor Currás

MADRID, 20.11.2017