viernes, 31 de mayo de 2019

Información destacada de la Marea Verde

    ***************************************

 ***********************************
#SOSEducaciónPública 2018-2019 / #SíSePuede


 **********************************

 ***********************************
                 


¡Importante!

lunes, 20 de mayo de 2019

Calendario de acciones Marea Verde Madrid para la semana del 20 al 26 de mayo de 2019 y próximas convocatorias


Del 23 de marzo al 1 de septiembre de 2019: Madrid, ciudad educadora. Memoria de la Escuela Pública 1898-1938 (Museo de Historia de Madrid)

Lunes 20

Martes 21

Miércoles 22  Día de la camiseta

Viernes 24


Domingo 26
*************************************************

Próximas convocatorias

Puedes enviarnos información de las acciones de tu centro o zona a accionesmareaverde@gmail.com

Madrid se juega el modelo educativo el 26M: reforzar el apoyo del PP a la concertada o invertir más en la pública (Daniel Sánchez Caballero en eldiario.es)

Artículo de Daniel Sánchez Caballero publicado en eldiario.es
  • Bajo el axioma de la "libertad de elección" para los padres, la Comunidad ha hecho una apuesta clara por las escuelas privadas sostenidas con fondos públicos, el distrito único escolar y el bilingüismo
  • Este modelo ha llevado a que las aulas de Madrid sean las más segregadoras de Europa en cuanto a nivel socioeconómico, solo superadas por Hungría
  • La inversión en educación hoy es un 10% menos que hace diez años, mientras que el importe para los colegios concertados ha crecido casi un 20%
  • Según los programas electorales, si el 26M ganan PP, Ciudadanos y Vox se mantendrá la apuesta por el modelo; si vencen PSOE, Unidas Podemos-IU-Madrid en Pie y Más Madrid, se apoyará lo público
A nivel educativo, las elecciones plantean una dicotomía muy clara en la Comunidad de Madrid: más escuela concertada o menos. Sin términos medios.

Es un tópico que se dice de todas las elecciones y todas las regiones, pero en este caso está más que justificado: Madrid se juega el modelo educativo en estos comicios. La apuesta extrema que el PP ha hecho en la región en la última década —con el apoyo de Ciudadanos en la última legislatura— por un sector basado en la "libertad" de las familias para escoger la educación de sus hijos ha modelado una Educación con unas características muy claras que serán sometidas a plebiscito el 26 de mayo.

Si gana el bloque que forman PP, Ciudadanos y Vox, la apuesta se redoblará, según los propios protagonistas y sus programas electorales. Si por el contrario vence el PSOE, Más Madrid o Unidas Podemos-IU-Madrid en Pie, habrá una apuesta más decidida por la pública y por detener la expansión de la concertada y el plan de bilingüismo que instauró el PP con críticas, aunque en los últimos años las posturas en este grupo contra la escuela concertada se han suavizado bastante.

Recortes, escuela concertada, bilingüismo, libertad de elección de centro. Estos cuatro pilares explican la política educativa del PP. Lo dicen sus responsables abiertamente (excepto la parte de los recortes, esa la explican las estadísticas) y lo confirma la realidad en datos.
Menos inversión que en 2009

A nivel de inversión, la región destina hoy menos dinero a la educación que en 2009. Ese año, Madrid tenía un presupuesto de 5.644 millones de euros. Llegó la crisis, llegaron los recortes y el Gobierno de Esperanza Aguirre metió la tijera. Diez años después, el gasto en educación se sitúa en 5.096 millones de euros, un 10% menos.

Pero para el gasto en conciertos no hubo crisis, todo lo contrario. En 2009, el Ejecutivo de Aguirre dedicaba 872 millones de euros a conciertos y subvenciones, un 15,4% del total de la partida educativa, según datos del Ministerio de Educación. Una década más tarde el gasto total en colegios privados sostenidos con fondos públicos ha subido hasta los 989 millones de euros, un 19,4% del total.

Fuente: Comunidad de Madrid  Creado con Datawrapper

Así, mientras el presupuesto total ha caído un 10%, el de conciertos ha subido un 13,4% en el mismo periodo. En esta década, el Gobierno regional ha pasado de gastarse uno de cada 6,5 euros de la educación en conciertos a gastarse uno de cada cinco. Estos datos se traducen en que la región es la que menos gasta de España si se atiende a la inversión en euros por alumno y año: son 4.494 frente a los 5.335 de la media nacional o los 7.320 del País Vasco.
Esta apuesta por la concertada tiene un reflejo en el alumnado de la región: en Madrid, casi uno de cada tres estudiantes está matriculado en un centro concertado (un 30%) y solo uno de cada dos (54%) en uno público.

Cada uno con los suyos

La apuesta por la "libertad de elección" de las familias, como la ha calificado el Partido Popular, se completó con la creación del distrito único escolar, que da libertad a las familias para escoger en qué colegio quieren matricular a sus hijos, pasando por encima de la tradicional distribución zonal.
Todas estas políticas han hecho de Madrid la región que más segrega de Europa, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid. Los ricos con los ricos, los pobres con los pobres. Solo en Hungría las aulas son más desiguales. El informe, realizado a partir de datos de PISA, que incluyen el nivel socioeconómico de los estudiantes, explica que sería necesario que la mitad de los alumnos de 15 años cambiaran de centro para que los institutos tuvieran estudiantes de todas las clases sociales.
Los responsables del estudio señalaban directamente a las políticas madrileñas como responsables de la segregación: el distrito único ("beneficia a las familias que pueden elegir, que tienen acceso a la información y que pueden desplazarse"), la apuesta por la educación privada (la concertada, con las cuotas ilegales que muchas familias no pueden pagar o con su elección de alumnado: los inmigrantes están en la escuela pública, mayoritariamente) y el modelo bilingüe como impulsores de la desigualdad.
El bilingüismo. Una vez asentado el fortalecimiento de la escuela concertada, el siguiente gran proyecto en el que se volcó Aguirre (y que, cmo los demás, está teniendo continuidad primero con Cristina Cifuentes y ahora con el saliente Ángel Garrido) fueron las clases en inglés.
El modelo, fuertemente criticado por discriminar a los centros que no enseñan en inglés, por los recursos que consume, los resultados que ofrece y el insuficiente nivel de inglés que se pide a los profesores, se ha extendido como una mancha de aceite por la comunidad.
Los 434 colegios e institutos bilingües con 133.112 alumnos del curso 2014-15 (un 49% de los centros y estudiantes) se han multiplicado hasta 554 y 208.470, respectivamente (por encima del 50% ya). Y la cosa solo irá a más si gana el PP: el expresidente Garrido ha aprobado la instauración de un cheque-bachillerato para concertar también esa etapa, no obligatoria.

La apuesta de los populares por la concertada llega incluso a los ayuntamientos, pese a que no tienen competencias en educación. Aún así, el candidato a la alcaldía de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ya ha anunciado que si gana pondrá suelo público de la capital a disposición de la Comunidad "para crear centros concertados".
Una práctica muy parecida a esta fue la que aprovechó el exconsejero de Presidencia de Aguirre, Francisco Granados, para llenarse el bolsillo con la escuela concertada. Durante ocho años, según las acusaciones, Granados maniobró desde su puesto para que ayuntamientos del PP de toda la región cedieran parcelas de suelo público a precios muy por debajo del mercado a empresas para levantar escuelas que serían concertadas bajo la excusa de que se ofrecería un servicio al municipio. El exconsejero y su socio, David Marjaliza, se llevaban entre 900.000 euros y 1,2 millones por cada operación.
La comunidad también destaca en otros elementos no ligados con la escuela concertada o el bilingüismo. Madrid está entre las regiones de España que mejores resultados obtiene en PISA, por encima de la media nacional. También ofrece buenos resultados, o al menos superiores al conjunto de España, en fracaso escolar, en mínimos históricos con un 13%, aunque este indicador oculta grandes diferencias entre el norte, rico y exitoso académicamente, y el sur.
Otro terreno de juego electoral es la educación infantil, una etapa no obligatoria pero de gran peso para las familias, sobre todo el segundo ciclo. También aquí el PP ha aplicado su modelo: eligió crear el cheque guardería para que las familias se paguen un centro privado antes que construir escuelas infantiles públicas. De nuevo, la política de bloques: PP y Ciudadanos apuestan por concertar, PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid, por ampliar la red pública.
Por último está la universidad, aunque no se hable de ella y es como si no existiera. El actual Gobierno ha intentado sacar una ley regional universitaria, pero acabó encallando en la Asamblea. Sí le dio tiempo a Garrido, sin embargo, a aprobar la creación de tres universidades privadas nuevas contra el criterio de los rectores madrileños. En este apartado la región sigue los pasos de la etapa obligatoria: los campus privados en la región ya son el doble que los públicos.

23-5-2019: Presentación del documento "Propuestas educativas" (18:30 h, C/ Mayor, 71. Salón de Actos de grupos municipales. Ayuntamiento de Madrid). Madrid x Una Nueva Política Educativa


Madrid x Una Nueva Política Educativa presenta el documento "Propuestas educativas".  Las conclusiones han sido elaboradas tras una seria y profunda reflexión. Para su redacción se ha partido consenso del “Documento de Bases por una nueva ley de Educación”, elaborado a nivel estatal.
En el año 2017 en que tuvo lugar la primera reunión en Matadero (Madrid), más de veinte colectivos y asociaciones (docentes, familias, partidos políticos y sindicatos), agrupados bajo el nombre de Madrid por una Nueva Política Educativa (MxUNPE), han estudiado a lo largo de casi dos años la situación de la Educación Pública en la Comunidad de Madrid y qué medidas y propuestas plantear para mejorar la situación de la Educación.
Este documento que se presenta ha sido elaborado por profesionales y familias conocedoras de la realidad educativa madrileña de la Educación Pública. Responde, por tanto, a las necesidades detectadas y que, en este momento, deben ser tenidas en cuenta por los responsables de la Administración. Este es el momento de que la Comunidad de Madrid y los Partidos Políticos que conformen la Asamblea tengan en cuenta las verdaderas necesidades educativas a las que se enfrenta la Educación Pública y que se deben atender.
La realidad nos demuestra que solo una Escuela Pública que respete los principios de igualdad, laicidad, diversidad, inclusión, sostenibilidad, autonomía, convivencia, participación democrática, solidaridad, antiautoritarismo y coeducación puede dar respuesta a la resolución de las diferencias sociales y a una sociedad equitativa y verdaderamente justa.
Con el objetivo de dar a conocer las propuestas educativas de Madrid por una Nueva Política Educativa el grupo de trabajo de este colectivo expondrá las líneas generales en los 11 apartados del documento que se presenta. La mesa que dirigirá el debate estará constituida por una representación de las personas de los colectivos educativos que la han impulsado.
El acto se iniciará con la  exposición de las líneas generales del documento, la metodología y los contenidos, realizándose finalmente un debate y turno de preguntas e intervenciones por parte del público.
Están convocados los diversos partidos, asociaciones, sindicatos, colectivos y profesionales de la educación en un acto abierto a la ciudadanía en general. Se invita a un debate sobre el estado de la cuestión pues nuestro objetivo es crear cauces para la participación con el fin de generar los consensos que permitan construir un nuevo modelo de educación como servicio público, que permita una verdadera igualdad de oportunidades, un modelo duradero en la Comunidad de Madrid.
Invitamos desde Madrid x Una Nueva Política Educativa a partidos, asociaciones, sindicatos, colectivos y profesionales de educación y a la ciudadanía madrileña al próximo acto de presentación y debate sobre la educación en la Comunidad de Madrid con el fin de construir una política educativa alternativa en la Comunidad de Madrid.
El próximo 23 de mayo.
A las 18:30 horas.
C/ Mayor, 71. Salón de Actos de grupos municipales.
Ayuntamiento de Madrid.
Agradecemos el interés y rogamos que se confirme la asistencia.

Entradas relacionadas:

“Propuestas educativas” (Madrid por Una Nueva Política Educativa)




Puedes leer el documento en este enlace.

Entrada relacionada:

domingo, 19 de mayo de 2019

Rubalcaba (Manuel Menor)


Moral, ética, escolaridad e ironías de la Historia


En Francia, están juzgando la persecución moral que alimentó la estrategia para expulsar a 20.000 trabajadores/as de la recién privatizada France Telecom. La rentabilidad de la nueva empresa pasaba por esta flexibilización, pautada, sin embargo, para obviar conflictos con la  cotización bursátil. La serie de suicidios que en tan duro trance se produjo, ha motivado que la judicatura trate de poner en claro que no todo vale como motor capitalista. La noticia es de interés en los asuntos educativos, pues cuando a educandos y profesorado se les coarta a las obediencias que impone el fordismo estandarizador, se cierra la perspectiva enriquecedora de lo humano y puede decirse que “la evaluación mata”. Esa mentalidad contable propia de una economía egoísta e individual ahí sigue, como prueba la existencia de la LOMCE. Las tensiones que vive el comercio internacional nos van a reiterar ocasiones de ver su prevalencia.

Moral
También en el Vaticano están indecisos. Poderosa, la doctrina agustiniana del pecado original ha estado muy presente en los estilos de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Después de la reunión en que se afrontó la interminable secuencia de pederastas en el clero, el Papa Bergoglio acaba de publicar nuevas reglas, por las que se implanta la obligación de denunciar a cuantos incurran en este delito. Parece, sin embargo, que todo seguirá básicamente entre los muros del derecho canónico sin que las quejas lleguen a los tribunales civiles.

Las denuncias por la cortedad de esta medida, más aparente que relevante, pronto han empezado a producirse, aunque esta “lacra” ya no podrá ocultarse como sucedió con Maciel, el fundador de Los Legionarios de Cristo, durante 63 años. Sigue pesando sobre muchos supervivientes la dificultad de sentirse libres para contar qué les haya acontecido en la infancia, pero se conocerán cada vez más historias, como la de Almodóvar, testigo directo de lo que ocurría en su colegio, o como el escándalo de otro seguidor de Maciel  con destino en España entre 1993 y 2016. En adelante, mientras de Polonia y otros países ya es crecida la información, es muy probable que nuevas noticias permitan establecer la amplitud que haya tenido esta ciénaga en España, donde los pocos casos que han saltado a la luz hacen que solo un 0,2% de los 18.000 curas hoy existentes tengan condena judicial.

Si se tiene en cuenta que el presidente de la CEE, Blázquez, admitió que alcanzaba a un 3% -proporción que otros elevan al siete, como mínimo-, y se echa cuenta de la cantidad de clérigos, frailes, monjes y monjas que había en los años sesenta, queda mucho por saber. Para percatarse  de las posibles proporciones reales, son valiosos  los datos que el agustinismo político exhibía en las Guías eclesiásticas de 1955 a 1964. Las ordenaciones sacerdotales fueron 1.033 en 1956, 1024 en 1960, y bajaron a 801 en 1964.  El número total de sacerdotes –religiosos y seculares- era de 30.657 en 1955, y alcanzó a ser de 34.474 en 1963; el de seminaristas mayores pasó en las mismas fechas de 7.890 (1955) a 8.233 (1964); el de religiosos profesos, de 18.221 a 23.832; y el de religiosas creció de 73.978 hasta 79.171. Por otro lado, en estas Guías se mostraba que el número de alumnos que tenía la Iglesia en sus colegios era, en 1955, de 742.915, mientras que en 1964 había crecido hasta 963.591. Y también que, en los centros de “beneficencia” eclesiástica, el número de “asistidos” variaba, de 233.627 en 1959, a 122.629 en 1961.

Más cotidiano, el poder directo de los eclesiásticos se extendía al invisible número de personas –en general, mujeres- que servían en las casas de los curas y demás centros eclesiásticos. Su perfil ancilar había motivado la atención –después de Trento- de los concilios y sínodos diocesanos por su potencial “peligro” para la disciplina sacerdotal, mientras la literatura y canciones populares se hacían eco de la  inconsistente medida canónica de exigir que la criada del cura tuviera edad provecta y probidad garantizada. Más alejadas de la atención pública, las congregaciones de última generación han reglado su jerarquizada organización,  similarmente a las antiguas órdenes religiosas, con legos y legas en funciones de servicio. En buena medida siguen vivas, según denunciaba hace poco la revista vaticana L´Osservatore Romano hablando  de monjas explotadas como sirvientas.

Alguna razón –estadística- tiene Blázquez al afirmar que la gran mayoría de casos de abuso sexual sobre niños y niñas ocurre fuera del ámbito eclesiástico. Pero también debiera añadir que las denuncias han contado, entre otros tropiezos, con la tradición del artc. XVI del  Concordato de 1953 y la interpretación laxa que haya podido hacerse del artc. 2.3 del Acuerdo entre España y el Vaticano de 28.07.1976  respecto a que “en ningún caso los clérigos y los religiosos podrán ser requeridos por los jueces u otras autoridades” a propósito de personas o materias de que hayan tenido conocimiento por su ministerio. Por otro lado, la información hoy disponible sobre estos delitos ha de agradecerse a investigaciones externas a la CEE sobre algunos internados, a relatos autobiográficos y, sobre todo, a diversas asociaciones de supervivientes de abusos como ECA (Ending Clergy Abuse) Global Justice Project. Para cortar la escandalera desvergonzada, no basta, en todo caso, sentir “vergüenza”, como decía el Papa el 20.08.2018. Si los clérigos han de ser lux mundi (la luz del mundo), como proclama el documento en que prescribe la obligación interna de  denunciar estas “atrocidades”, es necesario asumir un laico protocolo ético  en que obispos y clérigos estén sometidos a la jurisdicción civil, como reclaman los afectados de todo el mundo católico.

Obediencias
Ahora que están en el foco de atención esta pedofilia, adquieren contexto a su vez muchos otros abusos, de índole física, psicológica y religiosa, que han tenido lugar en espacios que estuvieron al cuidado de esas u otras personas –eclesiásticas o laicas- sin que los daños del maltrato moral ocasionados pudieran ser reclamados. En especial, los ocurridos en centros educativos como colegios privados, seminarios, centros de formación, residencias e internados de diversa titularidad que, en aquella España pobre, dieron a muchos niños y niñas la posibilidad de estudiar lejos de sus pueblos a condición de someterse a la obediencia de reglamentos inspirados en supuestos mandatos divinos de los que, como rectores, prefectos u otras formas de ejercer como “superiores”,  eran intérpretes únicos.

La Vida de insectos que, según una magnífica novela de Luis Mateo, imponían muchos de estos dómines y maestrillos a infantes y adolescentes que habían de serles obedientes, cobra particular importancia cuando la Conferencia Episcopal acaba de lanzar una campaña para captar seminaristas dispuestos a dedicar su vida al sacerdocio. Constata ahora en público que son pocos los que entran y más los que envejecen. El contraste de datos que aflora esta campaña es muy fuerte respecto a los años sesenta, cuando irrumpieron en la escena los grandes abandonos de religiosos, curas y seminaristas. Tantos que, en algunas diócesis, la media de edad de sus curas es hoy de 74 años, de modo que el 35% de parroquias existentes no lo tienen propio; han disminuido las “vocaciones”, y, sobre todo, la asistencia asidua al culto –el 62,5% casi nunca- . Pese a lo cual, son ya más de un 30% los clientes de sus distintivos colegios en comunidades como Madrid, mientras solo un 19,5%  se casa por la Iglesia y se reduce el número de conventos y seminarios.

Estas ironías de la “pastoral religiosa” contrastan  con aquella masiva inculturación de “cristiandad” que impusieron los obispos después de “la victoria”, cuando controlaban el Ministerio de Educación por personas interpuestas para imponer una moral única, en colaboración estrecha con asociaciones de padres dispuestas –como mostró Enrique Berzal en el análisis de lo acontecido en Valladolid-  a la “reconquista cristiana” contra “la escuela laica”, que reclamaba Isidro Gomá. Con todo, aunque el confesionalismo católico estuvo vigilante en todas las escuelas y colegios, con el desarrollismo secularizador pronto fueron historia aquellas casas de formación y seminarios, llenos a rebosar de una infancia, sobre todo rural, porque a comienzos del los años sesenta sus escuelas -cuando las había- seguían siendo tan pobres como las descritas por Luis Bello antes de 1931.

Y ética
Fue aquella una escolarización lenta y desigual. Para el cuatrienio 1972-75 el III Plan de Desarrollo propuso crear un millón de puestos escolares,  y los Pactos de la Moncloa repitieron en 1977 que se crearían 400.000 plazas de EGB, 200.000 de Preescolar y 100.000 de BUP. Además, hasta casi 20 años más tarde, con la LOGSE de 1990, el Estado no asumió escolarizar a todos los menores de 16 años. Sería después de pactar en la LODE de 1985 que los colegios privados, de matriz católica en su mayoría, pudieran ser  “concertados”. Y todo bajo anuencia de los Acuerdos con el Vaticano, de 1977-1979.

Tras estos últimos 29 años, la secularización y la pugna por una educación igual  para todos prosiguen, en un proceso inconcluso y transversal. En él tuvo parte relevante Alfredo Pérez Rubalcaba, que acaba de fallecer entre alabanzas de casi todos, incluso de los obispos, aunque se había confesado –al menos para Escuela (nº 4.006, del 09.01.2013, pg. 33)- a favor de un Estado laico que empezara por sacar del horario escolar la Religión. Había vivido en directo los sinuosos desarrollos del artc. 27CE, no aceptaba el neoconservadurismo de la LOMCE que gestaba Wert y quería una ética escolar abierta a la pluralidad de propuestas cívicas…

La última ironía ha venido en ese intervalo único para las autocensuras que la muerte suele imponer a conocidos y allegados; propició la extraña unanimidad de que le consideraran “un rival admirable” y “hombre de Estado”.  Al depender la veracidad de las elegías post mortem de la sintonía ética –más que de la estrictamente política-, estas hubieran ganado mucho si las hubieran pronunciado después de haber encontrado el cauce para que la aconfesionalidad real del Estado no tuviera que seguir esperando ad kalendas graecas. Para el Rubalcaba que había elegido volver a ser profesor de Química, habría sido el gran homenaje. ¡Que la tierra le haya sido leve!

Manuel Menor Currás
Madrid, 15.05.2019

sábado, 18 de mayo de 2019

Las nuevas plazas de profesor previstas en España no solventarán la alta precariedad en la enseñanza pública (Daniel Sánchez Caballero en eldiario.es)

Artículo de Daniel Sánchez Caballero en eldiario.es
  • Faltarán unos 46.000 docentes hasta 2021 para cumplir el compromiso de rebajar la interinidad del 24% al 8%, calcula CCOO con los datos oficiales
  • La interinidad deteriora la calidad de la enseñanza: docentes que conocen al alumnado el día de inicio de clases, falta de proyectos a medio plazo y escasa continuidad en los centros
La convocatoria de plazas de profesor para los próximos años va a ser insuficiente para paliar la alta precariedad que soporta la enseñanza pública. El sindicato CC OO calcula, a partir de datos oficiales, que pese a que se van a sacar unas 92.000 plazas en las próximas convocatorias (la cifra puede bailar un poco), aún harían falta otras 46.000 para cumplir con el plan de estabilización de empleo docente, por el que existe el compromiso de bajar la interinidad hasta el 8%. La cifra actual ronda el 24%.

"Estamos en la senda de reducir la temporalidad", concede José María Ruiz, secretario de Función Pública no Universitaria del sindicato, "pero hacen falta más plazas. Si no hay avances y un tercer acuerdo por el empleo, no vamos a llegar al 8%".

El plan de estabilización de empleo docente incluye Primaria y Secundaria y contempla la evolución de las plantillas y la oferta de empleo público hasta 2022 (cuatro convocatorias, dos por etapa, incluyendo la ya realizada de 2018), fecha límite para alcanzar la cifra pactada.

Un 24% de temporalesLas cuentas de CC OO son sencillas. Según datos de finales de 2016, había una plantilla total de 504.725 docentes entre Primaria y Secundaria en España. De ellos, 119.650 eran interinos (ese 24%).

A partir del desglose del cuerpo docente por tramos de edad y teniendo en cuenta el comportamiento histórico de los profesores (el 75% se jubila cuando llega a los 60 años, el 99% cuando llega a 65), el sindicato calcula que 66.671 de ellos se retirarán de aquí a 2021. Sumando la necesaria reposición de estos y las plazas que harían falta para estabilizar a los actuales interinos, Ruiz sostiene que la convocatoria total de plazas hasta 2021 debería ser de 139.062 plazas.

Según los acuerdos alcanzados en las diferentes comunidades autónomas entre los Gobiernos regionales y los sindicatos, la oferta de las cuatro convocatorias de empleo docente entre 2018 y 2021 sumará 92.803 plazas, con lo que harían falta otras 46.259 para alcanzar el 10% que CC OO considera razonable, ligeramente por encima del 8% pactado. Dicho de otro modo, la oferta se queda corta por un tercio.

Y eso no es todo. Ruiz advierte: "Estas cuentas no están considerando el aumento de las plantillas que se ha registrado desde 2016". Esta subida se debe a la vuelta la carga lectiva anteriores a los recortes. A menos horas de clase, más profesores son necesarios. "Esto se ha hecho a través de la interinidad", aclara.

Y la situación puede seguir escalando. Muchas comunidades autónomas continúan rebajando las horas lectivas semanales que ellas mismas aumentaron a raíz de los recortes de 2012 y, por tanto, están desandando el camino que anduvieron en su momento. Entonces recortaron empleo como consecuencia de aumentar las jornadas lectivas, ahora lo están recuperando.

Va a pasar el próximo curso al menos en La Rioja, Extremadura y Asturias, que rebajarán sus jornadas de 21 a 19 o 18 horas semanales. Las horas lectivas de un centro son las que son. Si los profesores dan menos a la semana, harán falta más profesores. Y viceversa.
De comunidades y tasa de reposición
Todas estas consideraciones pueden influir en la cuenta final. También hay que contar con que, aunque algunas comunidades autónomas ya han firmado la oferta para los próximos años, por ejemplo Valencia, otras aún no lo han hecho y las plazas que se convocarán pueden variar respecto a las cifras que actualmente se manejan.

Ruiz destaca la tasa de reposición como uno de los principales impedimentos a la hora de avanzar en la estabilización y recuperación de las plantillas docentes. En 2012, el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, estableció como medida de ahorro una tasa de reposición del 30%, que luego bajaría al 10%.

Esto quiere decir que todos estos años solo se recuperaba una de tres jubilaciones primero y luego una de cada diez. En términos prácticos, esto significó que no se recuperaba ninguna, porque la mayoría de las comunidades autónomas directamente no convocaron oposiciones.

Actualmente la tasa de reposición se ha colocado en el 105%. "Sigue siendo insuficiente", explica Ruiz. Esa cuantía supone que se reponen todos los profesores jubilados, pero no más. Y sin ir más allá no se puede recuperar empleo. En el mejor de los casos, mantenerlo. "Hay que superar el concepto de tasa de reposición y eliminarla. Como pasaba antes de Zapatero", valora.

Por comunidades, la situación puede ser especialmente complicada en Asturias o Aragón. Estas regiones tienen actualmente convocadas plazas que solo cubrirían, siempre según las cuentas de CC OO, un 26% y un 36% de las plazas necesarias para alcanzar el famoso 10%.
El problema de la interinidad
La interinidad afecta a los individuos y su precariedad laboral, pero también a las instituciones. Para el profesor temporal, además de los problemas personales de no tener una plaza fija, a nivel profesional supone normalmente no saber si se trabajará al año siguiente, según la posición de cada uno en las listas, o en qué colegio se ejercerá hasta prácticamente septiembre, plantarse en clase delante de 25 o 30 alumnos en algunos casos el mismo día que empiezan las clases y no poder desarrollar proyectos o planes educativos a medio o largo plazo porque saben que no durarán en un mismo centro el tiempo suficiente. En algunas comunidades autónomas también puede suponer no cobrar el verano.

Para los colegios ocurre algo similar, pero desde el punto de vista contrario. Los profesores no pueden implicarse porque no seguirán, en el caso de Primaria no tendrán continuidad con las clases a lo largo de los cursos. Para un funcionario, que su paralelo (el profesor del otro grupo de su nivel) sea interino también supone empezar de cero cada año.