martes, 28 de febrero de 2017

Información destacada de la Marea Verde

#MatricúlateEnLaPública 2017 ¡Participa en nuestro inventario de razones para apostar por la Educación Pública!

Calendario de acciones Marea Verde Madrid para la semana del 20 al 26 de febrero de 2017





    
   Puedes descargar cartel aquí.


              

Cronología de una mentira. El PP quiere mantener la LOMCE: no hay que dejarse engañar (Comunicado de Asamblea Marea Verde Madrid)


        

¡Sí se puede!: La movilización da sus frutos

miércoles, 22 de febrero de 2017

Firma para pedir a la Consejería de Educación que no cierre el IES Pérez Galdós de Madrid

CHANGE.ORG: Contra el cierre del Instituto de Secundaria “Pérez Galdós” (Fuencarral-El Pardo, Madrid)


La Comunidad de Madrid ha anunciado el cierre definitivo del instituto Pérez Galdós al finalizar este curso en junio de 2017. La Consejería de Educación esgrime motivos demográficos de reducción de número de estudiantes, que no da las posibilidades sociales (referido a la integración en el barrio) ni educativas (asegurando que solo se puede cumplir los bachilleratos básicos) y que el centro se ve limitado por su falta de bilingüismo, pese a que la dirección del centro la lleva solicitando varios años y no se la han concedido.

La realidad es que la Consejería de Educación pretende minimizar el gasto en recursos humanos desplazando a todo el profesorado del Pérez Galdós hasta el futuro instituto de Las Tablas, que deberá estar construido en septiembre, pese a que no han empezado las obras. A menos de diez minutos en transporte público se encuentra el futuro PAU de Arroyofresno, que en los próximos años acogerá a más de 2000 niños que en un futuro necesitarán de un instituto público en el que estudiar. A todo eso se le suma el hecho de que Peñagrande es un barrio en plena transición generacional, en el que nuevas familias jóvenes con niños se van asentando poco a poco, niños que necesitarán de un centro público en el que estudiar.

Los alumnos deberán abandonar el centro a la fuerza dado que la Consejería lo anunció ayer de forma inesperada, incluyendo a muchos que empezaron el año pasado en primero de ESO.

Pedimos todo el apoyo, tu firma y tu difusión para evitar el cierre de un instituto que sirve a muchas familias que ven en este centro su única alternativa, debido a la masificación de los pocos centros públicos existentes cerca (IES Mirasierra, IES Cardenal Herrera Oria e IES Isaac Newton, todos ellos masificados).

Pedimos al gobierno de la Comunidad de Madrid, especialmente a su presidenta Cristina Cifuentes, que reconsidere su postura, así como al resto de partidos políticos que hagan lo posible por defender la educación pública del barrio de Peñagrande y del distrito de Fuencarral-El Pardo.

Atentamente,

Los alumnos del IES Pérez Galdós

Van Grieken y Cifuentes anuncian que este curso cerrarán el IES Pérez Galdós. #NOalCierreDeIES


FUENCARRAL-ELPARDO.COM: La Comunidad de Madrid cerrará el IES Pérez Galdós a final de curso


La Consejería de Educación ha anunciado el cierre del instituto Pérez Galdós, pretende mover a los alumnos a los centros cercanos y desplazar a los profesores al nuevo instituto de Las Tablas.

El gobierno de Cristina Cifuentes pretende dar otro golpe más, y esta vez definitivo, a la educación secundaria pública del distrito de Fuencarral-El Pardo. Según ha podido saber este diario, la dirección del instituto Pérez Galdós, situado en el barrio de Peñagrande, ha anunciado a los profesores del centro que tras la finalización del actual curso escolar se procederá al cierre definitivo del centro.

El IES Pérez Galdós comenzó a impartir clases en el año 1987, y el centro actualmente cuenta con más de 200 alumnos, distribuídos en dos grupos de primero de ESO, un grupo de segundo, otro de tercero -ambos con más de 30 alumnos cada uno-, dos de cuarto, dos de primero de bachillerato y otros dos en segundo, además de un aula TEA para niños con autismo.

El año pasado, la Comunidad de Madrid trasladó a Hortaleza el ciclo formativo de Educación Física que se cursaba en el Pérez Galdós y que contaba con cuatro grupos, además de una extensa lista de espera. Pese a las protestas de sus alumnos, la Comunidad siguió su plan y finalmente el centro perdió a más de 100 alumnos, cuatro profesores y los recursos presupuestarios que les correspondían.

La intención de la Consejería de Educación es la de trasladar a toda la plantilla de profesores fijos del centro, incluído su equipo directivo, hasta el nuevo instituto de Las Tablas, que todavía no ha comenzado su construcción y comenzará con varios grupos del primer curso de educación secundaria.

Además, la Consejería ofrecerá a los alumnos la reubicación en los diferentes centros del entorno, el IES Cardenal Herrera Oria -que ya ha sufrido reducción de clases-, el IES Isaac Newton y el IES Mirasierra, encontrándose este último masificado y falto de espacios. Si la Comunidad de Madrid sigue con su plan, el Pérez Galdós celebrará su treinta aniversario cerrando para siempre sus puertas.

Entrada relacionada

Firma para pedir a la Consejería de Educación que no cierre el IES Pérez Galdós de Madrid

lunes, 20 de febrero de 2017

"¿Es posible educar en cualquier contexto?" (Xavier Bonal)

EL DIARIO DE LA EDUCACIÓN publica este artículo


La pregunta es, por supuesto, provocadora, pero no afrontarla supone dar la espalda a un problema real al que se enfrenta nuestra sociedad y, en especial, las escuelas y los docentes en los entornos más vulnerables.

Vayamos por partes. Sabemos que la educación constituye, desde hace muchos años, la inversión considerada más necesaria para conseguir el desarrollo económico y la ruptura con la reproducción intergeneracional de la pobreza. Discursos, políticas y presupuestos han coincidido muchas veces en la misma dirección: más y más educación para generar las oportunidades necesarias que terminen con la injusticia que supone la inmovilidad que es consecuencia del origen social. Sabemos sin embargo, que después de tantos años de discursos, políticas y presupuestos, sigue siendo más probable que un niño pobre experimente una trayectoria educativa limitada, interrumpida o, en muchas ocasiones, de fracaso. Sabemos incluso que la globalización y la devaluación de las credenciales educativas reducen las posibilidades de movilidad social aún cuando se obtengan niveles educativos superiores a los de las generaciones precedentes y observamos también trayectorias educativas relativamente largas que no tienen traducción en mejoras significativas de inserción laboral y social.




Está menos explorada, sin embargo, otra cuestión importante. ¿Por qué el propio proceso de aprendizaje de los niños pobres está sujeto a tantos más obstáculos que el de un niño que no es pobre? ¿Cuál es la causa? ¿Es la escuela? ¿Es la familia? ¿Son los niños pobres más limitados para aprender? En definitiva, ¿es posible educar en cualquier contexto?

La pregunta la realizan Néstor López y Juan Carlos Tedesco para llamar la atención sobre la necesidad de interrogarnos por los efectos de la pobreza sobre la educación y no solamente sobre las virtudes de la educación para erradicar la pobreza. En escenarios cada vez más devastados por la pobreza y la desigualdad, la pregunta se convierte en fundamental. Supone alertar sobre necesidades fundamentales del niño en el terreno material, afectivo, psicológico o normativo. Supone cuestionar si el hambre, la violencia o el desafecto son factores fundamentales que pueden impedir que un niño, aunque esté físicamente en la escuela, sea incapaz de concentrarse o le resulte imposible asimilar las explicaciones de su maestra. Es legítimo preguntarse, como hacen estos autores, sobre las condiciones de educabilidad de los niños, esto es, sobre los factores ajenos a sus capacidades individuales que limitan injustamente sus posibilidades de aprendizaje y de éxito escolar. En las posibles respuestas a esta pregunta puede que residan buena parte de las razones por las que las nuevas reformas y prácticas educativas ofrecen resultados tan pobres para modificar la educación de los niños pobres.

La consideración de la educabilidad constituye un elemento muy valioso para analizar las relaciones entre educación y pobreza, puesto que pone el énfasis precisamente en aquellos factores asociados a la pobreza que impiden el aprovechamiento de las oportunidades educativas. No se puede obviar que la asistencia escolar y el aprovechamiento educativo implican unas mínimas condiciones materiales, afectivas y culturales que aproximen al alumnado a los mínimos exigidos por la institución escolar. Y las condiciones de pobreza, precisamente, tienden a dificultar la garantía de estos mínimos. Hablar de educabilidad, por tanto, hace referencia a la necesidad de disponer de unas mínimas condiciones materiales, tan básicas como la posibilidad de disfrutar de alimentación, ropa y material escolar; a la necesidad de un entorno familiar que no suponga obstáculos para las prácticas educativas; un entorno escolar con capacidad para aceptar diferentes ritmos de aprendizaje; un alumnado que haya interiorizado un conjunto de representaciones, valores y actitudes que lo disponga favorablemente para el aprendizaje escolar; un profesorado que confíe en las capacidades de su alumnado; unas condiciones sociales que permitan a las familias asistir a la escuela con regularidad. En definitiva, unos mínimos sociales, familiares y escolares para el desarrollo y el potencial éxito de las prácticas educativas. Tal como señala Tedesco, “por debajo de la línea de subsistencia, los cambios institucionales o pedagógicos tienen un impacto muy poco significativo en los resultados escolares de los alumnos”.

La reflexión sobre el concepto de educabilidad abre el campo para preguntarse por lo tanto si es posible garantizar el desarrollo de la educación en cualquier contexto social y educativo, o por qué una misma inversión educativa puede generar impactos completamente diferentes incluso en individuos del mismo entorno socioeconómico y cultural y con un nivel idéntico de renta. Pensar en términos de las condiciones de educabilidad de la infancia invita a pensar en qué factores pueden incidir en las posibilidades de aprovechamiento de la inversión educativa o en cómo interaccionan pobreza y educación en las prácticas cotidianas de los alumnos, en sus expectativas. La educabilidad, en definitiva, nos sugiere no ignorar una omisión que demasiado a menudo ha caracterizado a la política educativa: cuánta equidad social es necesaria para conseguir la equidad educativa. Lejos de cuestionar las potencialidades de aprendizaje de la infancia o su capacidad de resiliencia, estudiar las condiciones de educabilidad de los niños y niñas pobres es precisamente lo que nos puede ayudar a no reducir la interpretación de su experiencia escolar a una reflexión sobre sus capacidades.

En un momento en el que el concepto de “oportunidades de aprendizaje” está cogiendo fuerza para interpretar las desigualdades educativas (más allá del acceso a la escolarización formal), merece la pena tener en cuenta que entre esas oportunidades debe haber algo más que el tiempo de exposición del niño o niña a situaciones de aprendizaje. Las oportunidades de aprendizaje deben considerar las condiciones materiales, de socialización familiar, de entorno comunitario, de desarrollo psicológico y de todo aquello que identifiquemos relevante para asegurar la educabilidad. Trasladar la mirada pedagógica desde el modelo de transmisión a las condiciones de recepción es una tarea fundamental si queremos asegurar oportunidades de aprendizaje, aspecto sobre el que conviene insistir en un momento en el que la moda de la “innovación educativa” parece otorgar un poder ilimitado a los modelos de organización escolar, de formación de competencias y otras estrategias de transmisión como mecanismos con el poder suficiente para asegurar el éxito de la educación. La pedagogía no es transferible si no se considera el contexto social en el que se desarrolla, y especialmente si se ignoran las condiciones de educabilidad del alumnado más vulnerable.

En resumen, la heroica no existe cuando hablamos de pobreza. La respuesta a la pregunta es pues negativa. No, no es posible educar en cualquier contexto, especialmente si no se hace nada para cambiar ese contexto.

domingo, 19 de febrero de 2017

Calendario de acciones Marea Verde Madrid para la semana del 20 al 26 de febrero de 2017



Lunes 20

Martes 21

21-2-17: Asamblea de la Plataforma Regional abierta a la ciudadanía madrileña (18:00 h, IES San Isidro. Madrid)


Miércoles 22
DÍA DE LA CAMISETA


Jueves 23

23-2-2017: "Estudio Bilingüismo de Acción Educativa. El caso de Madrid", acto organizado por CC.OO. (17:30 h, Centro Abogados de Atocha. C/ Sebastián Herrera, 12. Madrid)

23-2-17: Debate "¿Pacto educativo para qué? Bases para una nueva Ley de Educación" (18:00 h, Salón de Plenos del Ayuntamiento de Majadahonda)


Viernes 24


Sábado 25

25 y 26-2-17: Encuentro Ecología y Educación (Nave de las Terneras del "Matadero", Madrid)


Domingo 26

21-2-17: Ecoformación de Ecologistas en Acción ¿Estamos colapsando? (19:00 h, C/ Marqués de Leganés, 12. Madrid)


Huelga educativa 9M: Vaciar las aulas, para llenar nuestras conciencias (CGT)






Entrada relacionada:

9M, Huelga General Educativa ¡Sobran los motivos! (CC.OO.)



http://www.feccoo-madrid.org/comunes/recursos/15708/2305070-Cartel_huelga_9_de_marzo.pdf

Entrada relacionada:

8-3-17: Sindicato de Estudiantes llama a parar las clases contra el machismo (de 12:00 a 13:00, paros y concentraciones en institutos y facultades)


Una chirigota por la Marea Verde

Desde Mareas por la Educación Pública nos llega este vídeo