domingo, 31 de diciembre de 2017

Información destacada de la Marea Verde

Inicio de curso 2017-18 en la Comunidad de Madrid


****************
 ¡Sí se puede!: La movilización da sus frutos

****************


Calendario de acciones para la semana del 11 al 17 de diciembre de 2017 y próximas convocatorias




       

lunes, 11 de diciembre de 2017

IES La Garena: “Las Enmiendas”

La Plataforma IES La Garena, está pendiente de los presupuestos definitivos, para la construcción del Instituto. Desde que incialmente se propusiera la dotación de 1 millón de euros por el Partido Popular, cantidad que esta Plataforma había manifestado su preocupación debido a que no era suficiente para la construcción total de dicho instituto, hasta la fecha, La Plataforma ha estado pendiente de las Enmiendas que los distinto partidos políticos iban a presentar a modo de ampliación al presupuesto para la construcción de dicho Instituto, en estos días se han venido conociendo las Enmiendas presentadas por distintos grupo:
Ciudadanos ha presentado una enmienda de 1,5 millones de euros más a la cantidad inicial. Representantes de este partido, nos han confirmado que dichas enmiendas seguirán su curso.
PSOE ha presentado una enmienda de 1 millón de euros más a la cantidad inicial.
PODEMOS ha presentado una enmienda de 1,5 millones de euros más a la cantidad incial.
Esta Plataforma hará lo posible por estar presente durante la aprobación de las mismas.
Entrada relacionada:

domingo, 10 de diciembre de 2017

13-12-2017: Taller de huerto escolar (de 15 a 17h., en CEIPSO "Tirso de Molina". C/ Bronce, 1)

La Plataforma por la Escuela Pública Arganzuela-Lavapiés nos envía esta convocatoria organizada por el AMPA, en colaboración con el profesorado de allí.

Tienes toda la información en ceipsotirsodemolina.es


Calendario de acciones para la semana del 11 al 17 de diciembre de 2017 y próximas convocatorias






















Lunes 11

Martes 12


Miércoles 13 DÍA DE LA CAMISETA VERDE
Jueves 14


Viernes 15

Sábado 16
Domingo 17

Próximas convocatorias



Puedes enviarnos información de las acciones de tu centro/zona a accionesmareaverde@gmail.com

Antiideologías (Manuel Menor)

Manuel Menor nos envía su último artículo:

Vuelve a sonar “la ideología” como estratagema para sostener lo imposible.

La política educativa, como otras muchas, es especialmente sensible al cruce de intereses, algunos encubiertos bajo el paraguas de privilegios de otras épocas, como si de algo “natural” se tratase.

Es frecuente que, al hablar de las políticas educativas –o de cuestiones en que el cruce de intereses y modos diversos de afrontar una determinada situación opinable-, alguien mencione, y no para reconocimiento del adversario, una determinación prejuiciada que actuara a modo de mediación interpuesta: “la ideología”.

La ideología como arma anti-ideológica

Por ley del 03.10.1979, a la que siguieron dos circulares y una resolución posterior, en 1981 la obligación de enseñar “Ordenamiento Constitucional” en los Institutos alcanzó formalmente a profesores de una de las áreas curriculares. En sesiones  sui generis, trataron de acordar diseños posibles del qué y cómo enseñar lo básico de la Constitución de 1978. Después de largos años con las paredes de las aulas transpirando “Formación del Espíritu Nacional”, las iniciativas de interés convivieron con improvisaciones demostrativas de serios problemas. Por ejemplo, el de un profesor al proponer como cuarto poder del Estado a los “poderes fácticos”, que, en la jerga de la época, habían tenido la Iglesia y la Banca. Podía haber sido una humorada, pero pronto pudo advertirse que contravenía en serio la doctrina clásica de los contrapesos en que se sustenta el Estado democrático separando Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Al replicar alguien exigiendo una explicación coherente, contestó -no se sabe si inspirado por la ignorancia o por desapego hacia el nuevo panorama-, diciendo a su vez: “Ya estamos aquí con la ideología”.

Quienes así proceden suelen pretender -casi siempre para despistar- que no reparemos en lo que quieren ocultar: que su modo de ver, interpretar y decidir, es el correcto y, además, el único acorde con la verdad, la naturaleza de las cosas y lo que el bien general necesita. El empleo de la referencia al término “ideología” como arma arrojadiza tiene larga historia desde los sofistas. Alguien ha estudiado el fenómeno en tiempo relativamente reciente, como hilo para analizar el discurso de una revista subvencionada por la CIA. Cuadernos del Congreso por la Libertad de la Cultura funcionó entre 1953 y 1965. El análisis de Olga Glondys, La guerra fría cultural y el exilio republicano español (CSIC, 2012), permite entender mejor lo acontecido en esa etapa, y algunas de sus determinaciones sobre la política española posterior. El  empleo planificado de “la ideología” como arma “anti-ideológica”, además de captar intelectuales importantes para sus filas, ayudó a construir una parte relevante de los constructos políticos y económicos que tienen vigencia hoy. La autora de este trabajo sostiene que actualmente, “la ideología en occidente está asociada a lo negativo… Sin embargo, se olvida que, mediante sus políticas encubiertas y oficiales durante la Guerra Fría, EEUU fue capaz de convencer al mundo de que sus propios ejes y conceptos ideológicos sí servían para identificar e interpretar la realidad misma”.
Fue por esos años, y más particularmente ya en los setenta cuando ese discurso se puso de moda, y un supuesto inspirador de Rajoy en sus primerizos artículos para Faro de Vigo, Gonzalo Fernández de la Mora, escribió en 1965: El crepúsculo de las ideologías. El paraguas del pensamiento “anti-ideológico” habría servido de este modo para desarrollar el fuerte poderío que alcanzó enseguida, bajo la égida de Thatcher y Reagan, el neoconservadurismo, ese pensamiento único, tan implantado en muchas mentes que obedece a una consigna programada en aquellos años: “El tipo de propaganda más efectivo es –según rezaba una directiva de los servicios de seguridad americanos- aquel en que el sujeto se mueve en la dirección que uno quiere por razones que piensa que son propias”.

Precauciones
Es importante leer, oír y hablar con esta precaución si de verdad se quiere estar al tanto, participar y votar coherentemente. Tener opinión propia, suficientemente solvente y fundamentada, no es fácil. Por mucho que parezca que se tiene mucha información –hoy más que nunca-, discriminar, relacionar y elaborar con fundamento, son actividades complejas en que la abundancia no siempre es signo de calidad para discernir si, de manera explícita, y especialmente de manera implícita, no están jugando con nosotros para que pensemos, opinemos y votemos como quieren que hagamos. En lo concerniente a política educativa, a las noticias puntuales que van ritmando el día a día, se añade de continuo un trabajo solapado, sostenido por grandes corporaciones multinacionales, que se sobrepone al de instancias tradicionalmente asentadas en el empleo de la educación como negocio o como actividad de control social.  El resultado es un tejido en que se conjuntan tupidos nodos de información que se mueve de manera muy ágil, y aparentemente neutral en no pocas ocasiones.

 La coalicción de estas instancias existe y ejemplos de ello pueden verse en los análisis que, desde 2013, han hecho expertos de diverso signo a la última ley orgánica, la LOMCE. Es más, una buena parte de las razones por las que tanto se insiste desde hace un año en lograr un “pacto educativo”, es que los fautores de esta Ley temen haberse pasado y que, en una situación de incertidumbre afectiva de los votantes conservadores, todo lo ahí legislado se fuera al traste, incluido el artículo 27 de la Constitución, que desde muchas instancias se reclama sea revisado en la también últimamente muy incierta ansiedad de reforma constitucional.

Una tendencia creciente de las noticias que publica la prensa en los últimos tiempos es la de reforzar ese tejido, especialmente en dos puntos neurálgicos: el fortalecimiento de los afanes de privatización de la enseñanza y, en paralelo, que no decrezca la tensión por la presencia de la Religión (católica, especialmente) en el currículum escolar. Un asiduo en este trabajo es el Cardenal Cañizares: su destacada colaboración periódica en La Razón es, además, una ventana abierta al más ínclito pasado del Ancien Régime, en que sus pares se atribuían dominio absoluto de la verdad, amén de tener sobrados recursos económicos y políticos para ejercitarlo. Ese dominio, que el Concordato de 1851 les siguió manteniendo privilegiadamente en sus artículos 1, 2, 3 y 4; que les fue renovado en el Concordato de 1953; y del que quedan sobradas referencias en los Acuerdos firmados entre 1976 y 1979, todavía le permite a este ex-Prefecto del Culto católico sostener una “ideología” –ahora sí- muy peculiar para los tiempos actuales. Su referencia a la Constitución le vale para amparar de todo, incluidos por supuesto "los recortes a la libertad de enseñanza, o al no desarrollo de todo lo implicado y exigido en el derecho a la libertad religiosa": todo le es poco. Esto, lógicamente, desvía la atención de otros asuntos de fondo, como por ejemplo, hasta qué punto estén justificados los privilegios económicos y subvenciones diversas con que la Iglesia católica sostiene –a cuenta del dinero de todos- sus actividades particulares, incluida la propaganda y el acusar de perversos “ideólogos” a quienes sostengan tesis contrarias a las suyas.

Este arte de argumentar para tener siempre razón o para defender posiciones que se tambalean por mucha tradición que arrastren de las maneras apologéticas del pasado, no cesa de modernizarse. En el ámbito de la Política educativa está muy bien posicionado el recurso a las instancias internacionales como garantes de que lo que se esté haciendo va en la dirección correcta y segura. Habría que preguntar quién lo respalda, pero no suele hacerse, a pesar de que no parece que el FMI, la OCDE o el Banco Mundial estén muy interesados en la democratización del saber. Entre sus objetivos parece predominar la domesticación de los futuros trabajadores, justo cuando su futuro en la generación de valor será decreciente a medida que se vaya imponiendo la nueva revolución de las máquinas. En países como España donde todavía persiste en muchos medios autoflagelante pesar por no estar a la altura como correspondería, informes como el de la OCDE a través de PISA o el que estos días ha circulado, denominado con el acrónimo PIRLS, en que se acumulan datos relativos a “comprensión lectora”, han animado mucho al Sr. Marcial Marín, actual Secretario de Estado en Educación, pese a que es consciente de que miente en sus afanes de mostrar su amor a la educación española. Prueba de esto ha sido su actitud con los representantes sindicales que acudieron el jueves 30 de noviembre a tratar el procedimiento de oposiciones para cubrir las plazas indispensables de profesorado que el sistema escolar necesita para no entrar en colapso.

La pregunta para distinguir un poco si de un problema grave se trata y si la solución propuesta obedece a algún género de perversa “ideología”, es saber a quién beneficia el acuerdo o el disenso. De entrada, lo correcto en todo caso de litigio es la duda y la desconfianza. Que se hable mucho o poco en los medios o en las redes sociales del asunto o que, incluso, no se hable nada, no son signos de verdad o mentira: las formas de tomadura de pelo están omnipresentes y, ahora, pueden estarlo de manera masiva. Y hablando de libros, de mayor o menor capacidad argumentativa para lo que quieran decir, habrá de procederse del mismo modo si no se desea que le manipulen a uno.

Intereses e Historia
Quienes más alardean de neutralidad suelen ser los más ideologizados. Y también puede asegurarse con certeza que no hay historia de la educación que no tenga su punto político. Como suele decir el prestigioso catedrático Manuel de Puelles, “la educación, el poder y los intereses se hallan muy interrelacionados” jugando siempre el factor político un papel sobresaliente en esa combinación. Si son muchos los poderes que persiguen el dominio de la escuela –concluye-, “la historia de la educación es siempre historia política”.


Manuel Menor Currás
Madrid, 10.12.2017

14-12-2017: Reunión de la Plataforma por la Escuela Pública en Aranjuez (17:30 h., en CC Cecilio Fernández -antiguo CAP-. Aranjuez)

La Plataforma por la Escuela Pública en Aranjuez nos envía esta convocatoria:

Estimados amigos:

Por la presente os convocamos a la próxima reunión de nuestra plataforma que se celebrará el próximo jueves 14 de diciembre a las 5,30 en el CC Cecilio Fernández (antiguo CAP) de Aranjuez.

Un saludo

    Plataforma por la Escuela Pública en Aranjuez
    Web:          http://aranjuezescuelapublica.blogspot.com/ 
    Facebook:  http://www.facebook.com/aranjuezescuelapublica
    Twitter:       https://twitter.com/aranjuezescuela



16-12-2017: Plenario de Madrid x Una Nueva Política Educativa (de 10 a 14 h., en Plaza de los Comunes. Plaza de Peñuelas 3)

Sábado 16 de diciembre,

de 10 a 14 horas,

Plenario de Madrid x Una Nueva Política Educativa 

en Plaza de los Comunes

 (Plaza de Peñuelas 3)



Entrada relacionada:

viernes, 8 de diciembre de 2017

Religión en las aulas, exenciones fiscales y financiación pública: los privilegios de la Iglesia que blindó la Constitución del 78


Fuente: Jesús Bastante para eldiario.es

  • La Carta Magna, los Acuerdos Iglesia-Estado y la Ley de Libertad Religiosa de 1980 consagraron la posición dominante de la institución en España
  • La Iglesia recibe más de 11.000 millones de euros al año en diversos conceptos, sigue exenta de varios impuestos y no hay control sobre el dinero recaudado en sus templos
  • El Estado paga el sueldo de obispos, sacerdotes, profesores de Religión y capellanes, sostiene los templos patrimoniales y financia miles de colegios, hospitales y dispensarios católicos

La vicepresidenta del Gobierno junto al presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez



Este 6 de diciembre, día de San Nicolás de Bari, se celebra el 39 aniversario de la Constitución. Una fecha idónea, la del santo al que muchos asocian con Papá Noel, para desgranar la batería de regalos, en forma de privilegios fiscales, educativos y patrimoniales de los que disfruta la Iglesia católica en España, en virtud del texto constitucional y del Concordato que, aunque firmado posteriormente (el 3 de enero de 1979), fue negociado con anterioridad entre los obispos y las autoridades del posfranquismo. Algunos, incluso, los tildan de preconstitucionales.

Pese a que, en la Constitución, España se declara un país aconfesional, la Iglesia católica es la única institución no vinculada a los tres poderes del Estado o la Corona a la que se cita expresamente, y a la que se concede un reconocimiento en base a la entonces indiscutible mayoría católica entre la ciudadanía.

No siempre fue así. De hecho, en el primer anteproyecto que los padres de la Constitución presentaron en enero de 1978, no se incluía mención alguna a la Iglesia católica. El artículo 16 se quedaba en: "Se garantiza la libertad religiosa y de culto (…). Ninguna confesión tendrá carácter estatal", como reza en los dos primeros puntos.

Sin embargo, la presión de algunos eclesiásticos (de línea contraria a la del cardenal Tarancón, quien sí apostaba por la aconfesionalidad estatal plena) hizo que en el segundo anteproyecto, fechado en mayo de ese año, se añadiera un tercer punto, en el se garantizaba que "los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones".

Sigue la noticia en eldiario.es

Las niñas, mejores en lectura que los chicos, según el informe PIRLS

Fuente: El Diario de la Educación

España mejora en 15 puntos sus resultados en lectura desde 2011, desde los 513 hasta los 528. La media está en 500.


PIRLS es la evaluación que la IEA hace cada cinco años a niñas y niños de 4º de primaria. Desde el año 2006 España participa con una muestra de alumnado. Con 528 puntos hemos conseguido elevar nuestra puntuación 15 puntos, desde los 513 en los que estábamos instalados desde la primera evaluación.

Como en otras evaluaciones internacionales, como PISA,  PIRLS muestra que las niñas, no solo aquí, sino en la práctica totalidad de los países en los que se ha hecho la prueba, presentan mejores resultados en todos los campos que la evaluación estudia.

Por una parte PIRLS estudia cómo se enfrentan chicas y chicos a textos literarios (536 puntos frente a 524), así como a textos informativos (529 frente a 525). En ambos casos ellas lo hacen mejor. Sobre todo a la hora de entender los textos literarios.

Además, también se analiza el proceso de comprensión lectora, de dos maneras. Por una parte, se ve cuál es el nivel de recuperación e inferencia de la información de un texto; y por otro lado, se evalúa la interpretación, integración y evaluación que hace el alumnado de aquello que extrae del texto. En ambos casos, nuevamente, las niñas destacan: 530 puntos frente a 523, y 534 puntos, frente a 525 de los chicos.


España ha mejorado sus datos con respecto a la última prueba. Siete han sido las comunidades autónomas que han participado en el estudio: Andalucía (525), Asturias (548), Castilla y León (546), Cataluña (522), Comunidad de Madrid (549), La Rioja (546) y País Vasco (517).

La media de los países de la OCDE-24 y de la UE se encuentran significativamente por encima de los valores de España con 546 y 544 puntos respectivamente. A pesar de eso, la distancia se ha acortado con respecto a 2011.

Más información en eldiariodelaeducacion.com

La Comunidad de Madrid asfixia un conservatorio público recortando su financiación más de la mitad

Fuente: Sofía Pérez Mendoza para eldiario.es

  • La Consejería de Educación ha reducido la partida para el centro público Rodolfo Halffter de 1,8 millones de euros en 2009 a 670.000 para 2018
  • El conservatorio pertenece al Ayuntamiento de Móstoles, que lo cofinancia y ha tenido que compensar el déficit asumiendo casi el 70% 
  • Pese a ello, el centro sobrevive con medio millón menos: ya no abre por la mañana, no puede comprar instrumentos y faltan siete trabajadores

El conservatorio público Rodolfo Halffter de Móstoles lleva años sobreviviendo con respiración asistida. El centro de estudios musicales funciona con medio millón de euros menos que en 2009 después de que la Comunidad de Madrid haya recortado más de la mitad su presupuesto. Si aún sigue abriendo sus aulas a 480 alumnos y alumnas todas las semanas es porque el Ayuntamiento de Móstoles, la administración titular, ha compensado el déficit asumiendo hasta el 70% de la financiación. 
La situación es "insostenible". El centro ha dejado de abrir por las mañanas porque no tiene personal ni presupuesto para poner la calefacción durante todo el día, cuenta con siete trabajadores menos y no dispone de remanentes para poder comprar instrumentos nuevos, explica su director Mateo Lorente a eldiario.es. Mientras esto ocurre, la demanda sigue intacta: a estas alturas del año aún hay 60 estudiantes en la lista de espera para ser admitidos, según datos aportados por el conservatorio.
Los problemas empezaron en 2010, cuando la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid recortó por primera vez el presupuesto. Desde entonces no ha dejado de caer año tras año, excepto en el ejercicio de 2011: 1,4 millones en 2012, 1,2 en 2013, 921.000 en 2014, 850.000 en 2015, 700.000 en 2016... Hasta los 670.000 de 2017.

El año que viene la situación no empeora, pero tampoco mejora. Los presupuestos de Cristina Cifuentes han reservado la misma cantidad para el 2018, una partida enmendada por Podemos, que pide que aumente en 400.000 euros para que el proyecto siga siendo viable.  "La administración pretendía dejarnos casi a cero pero conseguimos mantenernos con varias movilizaciones", cuenta Mateo.

Un convenio desigual

La administración regional cofinancia el conservatorio municipal desde 2002, cuando la Comunidad de Madrid lo convirtió por decreto en conservatorio de Grado Medio. Existe desde 1986 pero había impartido solamente Grado Elemental y temporalmente a través de una autorización enseñanzas superiores a partir de 1995. La aprobación del decreto autonómico de 2002 implicó la firma de un convenio de financiación entre la administración regional y local, que se traduce en un compromiso económico también para la Comunidad de Madrid.
Esta aportación se fijó inicialmente en 1,26 millones de euros –la mitad de que aporta ahora– y fue creciendo hasta cerca de los dos millones (1,87) en 2009. Luego empezó la caída libre. En estos años, el Ayuntamiento de Móstoles, del PP hasta 2015 y luego en manos del PSOE, ha compensado el déficit de la Comunidad de Madrid hasta sostener el 70% del presupuesto. La evolución de su aportación ha sido antitética a la del Gobierno de Cristina Cifuentes: 1,25 millones en 2012 y 2013, 1,36 en 2014, 1,4 en 2015, 1,6 en 2017 y 1,4 en 2017. 
Si resolvemos la ecuación de aportaciones, el resultado es que el conservatorio público ha sufrido un recorte de más de 700.000 euros. En 2010 funcionaba con 2,8 millones y hoy con 2,1. 
Sigue la noticia en eldiario.es