miércoles, 31 de julio de 2019

Información destacada de la Marea Verde

    ***************************************

 ***********************************
#SOSEducaciónPública 2018-2019 / #SíSePuede


 **********************************

 ***********************************
                 



¡Importante!

martes, 16 de julio de 2019

No a la persecución política

Plataforma de Vallecas por la Escuela Pública nos envía esta información:

Ante la pretensión del partido de ultraderecha VOX, de solicitar nombres y apellidos de las personas que han impartido cursos y talleres realizados por COGAM, así como los centros y las características de la formación impartida, nos parece inadmisible de todo punto tal pretensión. Más partiendo de un partido fascista, generador de violencia y odio.


Toda nuestra solidaridad con @COGAM y la inmensa labor de @Educacion_COGAM @R_vanGrieken apunte: queremos una educación que elimine la lgtbifobia de nuestras aulas y trabaje los DDHH La historia de la educación de este país ya tiene una dosis demasiado alta de persecución.



Adjuntamos comunicado de COGAM:
VOX comienza la persecución política a colectivos feministas y LGTB+

A pesar del interés de VOX por limitar los derechos de los menores LGBT+, los contenidos de diversidad afectivo-sexual que llevamos a los centros escolares son obligatorios y están establecidos como contenido transversal en la LOMCE,  de acuerdo, a los derechos del menor, con el fin de mejorar la educación y la convivencia de nuestra futura sociedad, cubriendo una necesidad del alumnado no satisfecha por la Administración.

En el año 2018 nuestros programas educativos tuvieron 10.798 personas beneficiarias, siendo estos beneficiarios menores y jóvenes de centros educativos de la Comunidad de Madrid o que participan en centros de intervención socio-educativa, así como familias, docentes y otros profesionales que intervienen con menores y/o jóvenes.

Nuestros talleres tienen una alta demanda, con muy buena acogida y un muy alto grado de satisfacción por parte de la comunidades educativa y de intervención socio-educativa.

Solo podemos entender la petición en el día de ayer, 11 de julio de 2019, de VOX como una persecución política de todo colectivo que no piense como ellos o no les siga el juego, criminalizando a las personas de nuestro colectivo y al conjunto de nuestro colectivo como ha hecho Ciudadanos desde este sábado en la Manifestación del Orgullo para conseguir notoriedad y propaganda en los medios de comunicación.

No se ha indicado el propósito, la finalidad ni qué se va a hacer con los datos que solicitan y nos resulta curioso que soliciten nuestras identidades cuando no lo hace con otros colectivos muy cercanos a ellos ni con otros colectivos que realizan charlas en colegios e institutos. Podemos acertar a entender que quieren amedrentar a las voluntarias y voluntarios que día a día se dejan la piel para reducir el acoso al que está sometido parte del alumnado, lo que supone una agresión directa a nuestro voluntariado.

Con estos comportamientos parece que Ciudadanos y VOX quieren fomentar el odio hacia nuestros colectivos con el fin de ser protagonistas del retroceso de nuestros derechos, que son Derechos Humanos. ¿Sería aceptable que en lugar de LGTB+ figurase otro sustantivo (gitanos, musulmanes, católicos, …)? Nuestra respuesta es rotunda NI NOSOTRxS NI NINGÚN OTRO COLECTIVO debe ser discriminado, reducidos sus derechos o perseguido

Instamos a la Fiscalía a actuar ya de oficio ante esta tropelía que se está cometiendo contra nuestro colectivo y no entendemos cómo Ciudadanos y PP pueden sentarse en la misma mesa siendo cómplices de esta actuación lamentable, el incremento de agresiones o delitos de odio hacia las personas de nuestros colectivos será su responsabilidad.

Bibliotecas escolares, por favor (Guadalupe Jover para EL DIARIO DE LA EDUCACIÓN)

Reproducimos este artículo de Guadalupe Jover publicado en ELDIARIODELAEDUCACION.COM

Urge hacer ver la necesidad de una pieza -pilar y nudo- que no aparece hoy por hoy en el imaginario pedagógico ni de gran parte de la comunidad educativa ni de los responsables políticos.




No. La biblioteca escolar no puede ser sin más ese espacio luminoso y cálido en que se recibe a las familias a principio de curso. (Antes o después habrán de saber, además, que el espacio que habitan sus hijos e hijas de lunes a viernes y de septiembre a junio se parece más una celda -desnudas las paredes, arracimados los cuerpos-, que esa estancia al menos amplia y confortable. Urge también un cambio en la arquitectura de los centros).

No. La biblioteca escolar no puede ser sin más ese expositor, ese mural, ese panel en que se visibilizan las nuevas adquisiciones, las mujeres escritoras o las lenguas del instituto. (O esos libros se leen y se comentan y se discuten; o esa visibilización femenina se hace extensiva a todas las áreas del currículo en el marco de una decidida apuesta coeducativa que impregne cada rincón y cada gesto; o ese panel se traduce en una incorporación al proyecto lingüístico del centro de las lenguas de nuestro alumnado… o todo será tan solo humo y merchandising).


No. La biblioteca escolar no puede ser sin más la celebración del Día del Libro -o el 30 de enero o el 8 de marzo- o la visita de tal o cual escritor. (Porque el proyecto educativo de centro no está en las fotos que se suben a las redes sociales ni en las chapas que se pegan a la fachada del instituto, sino en la cara oculta del iceberg).

No soy bibliotecaria. Sé, sin embargo, lo que les debo a las bibliotecas (como estudiante antaño, como lectora hoy, como madre siempre). Y sé, como docente, que las bibliotecas escolares resultan imprescindibles para la equidad educativa y para llevar adelante un proyecto educativo que no sea un patchworkde iniciativas aisladas. Otra gente podría explicarlo mucho mejor que yo. Pero urge que multipliquemos nuestras voces para hacer ver la necesidad de una pieza -pilar y nudo- que no aparece hoy por hoy en el imaginario pedagógico ni de gran parte de la comunidad educativa ni de los responsables políticos.


Empezaré desde el principio. Durante muchos años, algunos de los cometidos tradicionalmente encomendados a la escuela parecían exclusivamente asignados al profesorado de lenguas: la enseñanza de la lectura -que en nuestra ingenuidad, nuestra ignorancia más bien, creíamos que era cosa de los primeros años de primaria, cuando lo cierto es que a leer nunca terminamos de aprender y nunca deberíamos terminar de enseñar-; la educación literaria -entendida no solo como transmisión de un patrimonio, sino también como fomento del hábito lector y desarrollo de las habilidades de interpretación- ; y la alfabetización informacional y mediática -proporcionar estrategias de búsqueda, selección y evaluación de información procedente de diferentes fuentes para integrarla de manera ética en un proyecto propio, o de lectura crítica de los mensajes de los medios de comunicación e hipertextos de internet, entre otras cosas-.

Pronto nos dimos cuenta de que solos no íbamos a ningún lado. ¿De qué servía que, en el mejor de los casos, el Departamento de Lengua y Literatura hiciera un esfuerzo por coordinar sus lecturas y buscara el diseño de itinerarios de progreso, si paralelamente el profesorado de otras áreas “mandaba leer” otros textos al margen de cualquier plan consensuado, gradual y complementario en sus propuestas? ¿De qué servían las “listas de libros” si muchos estudiantes no podían hacerse con un ejemplar del título prescrito? ¿De qué servía limitarse a un número de lecturas obligatorias por curso y área, si todo ello se revelaba inútil en el afán de fomentar los hábitos lectores, especialmente de aquellos que no nacieron en hogares rodeados de libros? Eran los años 90 del siglo pasado: muchos centros -algunos centros- se afanaron en recuperar unos espacios reducidos a su condición de almacén para hacerlos hospitalarios y fértiles.

Llegó luego PISA y, a su abrigo, multitud de investigaciones en torno a los procesos lectores: aprendimos entonces que leer no es acceder al significado encerrado en un texto, sino construir su sentido en un diálogo entre textos y lectores en los que el contexto -el propósito de la lectura, por ejemplo- tiene también un papel fundamental.


Aprendimos que saber leer significa saber leer textos diferentes (en sus temas, estructuras, soportes, intenciones, etc.), de ámbitos diversos, y hacerlo además con espíritu crítico desde una perspectiva sociocultural. Y aprendimos también a precisar qué tipo de obstáculos se interponen en nuestra comprensión cabal de un texto, y cómo es ya posible afinar en el diagnóstico e intervenir de manera adecuada entre textos y aprendices. Comprendimos que el desarrollo de estrategias de lectura reclamaba la concurrencia del profesorado de todas las áreas, y que necesitábamos una sólida formación compartida de la que hasta el momento carecíamos.

Llegó luego, en fin, todo lo demás. Fue primero el énfasis en cuanto tiene que ver con la alfabetización informacional y mediática. El aprendizaje por proyectos -al fin legitimado socialmente y espoleado como señuelo en el mercado educativo- reclamaba un cuidadoso acompañamiento en las tareas de investigación. La irrupción del ecosistema digital nos obligaba a ir más allá del entorno audiovisual para llegar a las nuevas formas de comunicar y (des)informar a través de la red… y todo ello requería aprendizajes específicos. Si no queríamos que quienes pudieran volar fueran solo quienes ya venían con las alas de casa, tendríamos que arremangarnos.


Se produjo entonces una enorme fractura: a un lado, aquellos centros -aquellos territorios- en que hubo una decidida voluntad política y pedagógica de transformar las viejas bibliotecas escolares en centros de recursos para la enseñanza y aprendizaje, de ampliar sus fronteras desde el puro espacio físico a espacio medular en el proyecto educativo de centro, y de proporcionar formación y recursos. De otro, aquellos centros -aquellos territorios- en que la administración educativa se desentendió de las bibliotecas escolares y las dejó, literalmente, morir.

Pongamos nombres propios. Probablemente no haya un proyecto de innovación educativa más sólido, más inclusivo, más extendido en el espacio y más sostenido en el tiempo que el impulsado por las bibliotecas escolares de Galicia. Son centenares los colegios e institutos con equipos responsables de biblioteca que trabajan en red, se forman conjuntamente y cuentan con magníficos foros en que intercambiar experiencias. Hora de lectura, leer en común, radio en la biblio, taller de podcasts, clubes de lectura, proyectos de investigación, maletas viajeras… Algo tendrá que ver sin duda toda esta labor con el hecho de que sea Galicia la comunidad autónoma en la que menos impacto tiene el origen socioeconómico del alumnado a la hora de predecir su resultado educativo.


En el otro polo, aquellas comunidades que se han desentendido secularmente de las bibliotecas escolares. Son, algunas de ellas, las regiones con mayor segregación escolar de toda Europa, y en las que más pesa el contexto socioeconómico del alumnado en el rendimiento escolar. Son, también, aquellas que alientan los fuegos de artificio: envoltorios y reclamos que tratan de hacerse con el favor del cliente -“libertad de elección” lo llaman- y una nueva placa en la fachada del centro. Lejos del funcionamiento colegiado y democrático, lo que se impone es el mandato vertical… o el individualismo absoluto.

Cuando decimos que la biblioteca escolar debiera ser el centro neurálgico de la escuela es porque no se nos ocurre otra instancia que pueda hacer frente, de manera colectiva y rigurosa, a los múltiples desafíos a los que hoy en día ha de dar respuesta la escuela: desde la compensación de desigualdades a la cohesión de la comunidad educativa, desde el llamado “éxito escolar” a la conformación de una sociedad culta, comprometida y democrática.


“No necesitamos planes, necesitamos leyes”. Las palabras son de Clara Budnick, una de las mayores expertas mundiales en bibliotecas. Las pronunció en el marco del encuentro Leer Iberoamérica Lee celebrado hace unos días en Madrid y me llegaron -me golpearon- a través del twitter de Cristina Novoa, responsable y artífice, junto a un sólido equipo, de la red de bibliotecas escolares de Galicia. “No queremos ya más `experiencias´: necesitamos protocolos de actuación”. La exigencia es ahora de Pepe García Guerrero, impulsor de la red de bibliotecas escolares de Málaga entre los años 2000 y 2015, y fueron pronunciadas hace ya más de una década. Ojalá el próximo equipo ministerial tome buena nota.

Si de verdad queremos conseguir todos aquellos objetivos que adornan los preámbulos legislativos necesitamos bibliotecas escolares. Y si queremos bibliotecas escolares necesitamos formación y recursos. Una formación que llegue adonde no llegó nuestra formación inicial y que sea compartida por equipos directivos y claustros docentes. Y necesitamos también unos recursos que se traduzcan en presupuestos y en tiempos. Sin tiempos compartidos para la biblioteca escolar los centros escolares seguirán siendo racimos de burbujas en permanente agitación pero incapaces de fundirse en un proyecto común.

Guadalupe Jover es profesora de Educación Secundaria

20, 22 y 22-9-19: 39 Escuela de Verano "Escuela de lo colectivo" (CEIP Miguel Hernández. Getafe)


Hemos recibido esta invitación:

http://colectivoescuelaabierta.org/2019/07/01/xxxix-escuela-de-verano-la-escuela-de-lo-colectivo/




EL colectivo Escuela Abierta y los Movimientos de Renovación Pedagógica te invitamos a la 39 Escuela de Verano, este año con el tema La escuela de lo colectivo.

Fecha: 20, 21 y 22 de septiembre de 2019.
Lugar: CEIP Miguel Hernández (Avda Reyes Católicos s/n. 28904. Getafe. Ver mapa. Bus: 441, 444. Metrosur: Alonso de Mendoza).


Las políticas neoliberales proponen un modelo de escuela individualista, competitiva, selectiva y segregadora, en consonancia con sus políticas sociales que atacan la justicia social, la equidad y la fraternidad. Nosotros proponemos un modelo educativo que promueva la cooperación, el mestizaje, la solidaridad, lo colectivo, porque sólo interaccionando con l@s demás, con l@s diferentes, formaremos una ciudadanía responsable, comprometida con la construcción de una sociedad mejor.
Desde el colectivo Escuela Abierta y los Movimientos de Renovación Pedagógica te invitamos a la 39 Escuela de Verano, este año con el tema La escuela de lo colectivo.

Descarga el tríptico con el progama de la XXXIX Escuela de verano y realiza la inscripción a través de este enlace.
La matrícula se podrá realizar online entre los días 1 de julio y 15 de septiembre. O bien, de manera presencial el 20 de septiembre en la propia Escuela de Verano, siempre y cuando haya plazas disponibles. La matrícula se incrementará en 5 €.
Los talleres se retirarán de la ficha de inscripción una vez alcanzado el número máximo de participantes. El 15 de septiembre revisaremos el número de inscripciones de cada taller. Si alguno de los talleres no alcanza un mínimo de participantes, nos veremos en la obligación de suspenderlo, en cuyo caso se pasará a la segunda opción de taller. Si no te decides por un taller puedes mirar la descripción y contenido de los talleres en el siguiente enlace:
Antes de rellenar el formulario de inscripción, deberá realizarse el pago en la ventanilla del banco o por transferencia bancaria. En el formulario se solicita el número de ingreso o transferencia. Es importante que os aseguréis de que en el concepto de la hoja de ingreso figura el nombre de la persona matriculada.
Esperamos vernos pronto.

Las Mareas (Valentín Huerta)


Valentín Huerta nos envía este relato


MIS NIETOS..

Viniendo con mis nietos Daniel Y Elena de una Manifestación en apoyo a la Enseñanza Pública me preguntaron ¿Por qué a esto le llamamos Mareas?. Dije: Por la incontenible fuerza que tienen. Pero quiero que vosotros me deis vuestra opinión en forma de un relato. Y me entregaron esto.

NEPTUNO Y LAS MAREAS.

Erase un lugar en el que había unas preciosas playas llamadas

Enseñanza Pública. Sanidad. Vivienda. Trabajo digno. Bienestar Social y otras muchas más. Pero unas gentes indignas las querían privatizar en su beneficio, y para que nadie se opusiera a sus sucios manejos las ensuciaban y deterioraban.

Entonces Neptuno, Dios del Mar, convocó a las Mareas y les dijo: Os uniré a todas con vuestros colores en una Gran Ola Multicolor que hará imposible que los deseos de esa perversa gente se puedan realizar. Y así fue como esas playas quedaron limpias, y ahora se ve pasear por ellas a padres, abuelos y niños. Neptuno había demostrado que LA UNIÓN HACE LA FUERZA..Que este relato de mis nietos Daniel y Elena llegue a todos como feliz realidad es el ferviente deseo de…

El abuelito Valentín.


jueves, 11 de julio de 2019

Divertimentos (Manuel Menor)

Manuel Menor nos envía este artículo


El divertimento cultural crece, más en verano.

A la propaganda le es indiferente la calidad de la conversación cívica. Le basta la ansiedad por paliar el aburrimiento y el afán de darse lustre.
 La extemporánea aportación de Monseñor Renzo Fratini hace unos días respecto a Franco y el Valle de los Caídos, rara en un diplomático, sería “bonita” si no fuera ahistórica y partidista. No es, con todo, algo excepcional.
El presente del pasado
 Hace poco, un grupo español de amigos del arte, de turismo en Weimar con motivo del Centenario de la Bauhaus, entró a comer en el Hotel Elephante. Alguien recordó humoradamente, con documentación abundante en su móvil, que allí solía acudir Hitler, y el rictus de enfado que suscitó fue solemne: ¿Acaso no habían andado por allí también otras gentes excelsas, como Thomas Mann o Walter Gropius? Buenas ganas de enturbiar con algo desagradable un día culturalmente tan “bonito”.
Algún tiempo atrás, en un centro educativo madrileño se quiso celebrar el 75º aniversario de su fundación. El proyecto conmemorativo no contemplaba que, a comienzos de abril de 1939, cuando las tropas golpistas entraron en la ciudad, entre otras medidas hubieran depurado su nombre original, anterior a la II República. Algunos profesores, conscientes del lapsus, indicaron que deberían explicarse al alumnado aquellos cambios, y la irritación de la dirección fue más grande todavía. Empeñada en un evento ciego a la reorientación franquista que había marcado cuanto allí se había enseñado durante tantos años, acusó de “ideología” (¿?) a los discordantes con el “bonito” relato que quería contar. El profesor Ángel Chica, que vivió aquel atropello de la historia, pudo evitar que se repitiera más tarde algo similar con el Instituto Español de Lisboa.
Las visitas guiadas pueden, también, ser muy fértiles en relatos sesgados, lo que no impide comentarios posteriores de turistas agradecidos por lo “precioso” del espacio visitado. No hace mucho, en un monasterio, la salvable explicación de  las variaciones estilísticas de cinco siglos fue adobada convenientemente con cuanto había subsanado “el desastre” desamortizador. Como coda -antes de que el grupo fuera conducido a comprar souvenirs-, el turno de visitantes tuvo que pasar ante una exposición fotográfica en que se mostraba la “providencial recuperación”, exclusiva de la constancia monacal. En el recorrido no se pudieron hacer preguntas: las razones, procedimientos y recursos con que se había hecho y rehecho el impresionante edificio podían haber estropeado el catequético relato.
Más allá de lo anecdótico, este breve muestrario parece reflejar que la turistificación del pasado, acompasada de una débil educación histórica, inclina a mostrarlo sin aristas incómodas, proclive a generalizaciones milagreras y ajeno a que pueda ser relacionado con los problemas del presente. La memoria es corta y, como amable indicación de lo bien que puede ir todo si nadie se entromete en lo que no le importa, puede ser recreativa.
Entretenimientos
En los asuntos públicos, como en un parque temático, sobra propaganda dirigista y falta buena conversación. Rogelio López Cuenca lo ha mostrado muchas veces alterando el significado habitual de la señalética y publicidad entre la que nos movemos. En Educación, las corporaciones y lobbys poderosos interfieren mucho con sus particulares intereses de negocio. Por eso necesita conversadores interesados no tanto en los eslóganes, cuanto en el buen funcionamiento de la estructura organizativa que soporta el acceso de todos a ese derecho universal. Que se ocupen del imprescindible debate sobre la mejor organización interna de los procesos educativos de enseñanza y aprendizaje que todo centro educador ha de promover. Y que no olviden lo que atañe a la buena preparación de los profesionales que hayan de hacerse cargo de que la educación sea accesible a todos con las mejores garantías de igualdad y libertad. Es evidente que educar así no es lo mismo que escolarizar sin más: entre otras cosas, es más caro si se quiere que llegue a todos y no solo a unos pocos. Lo cómodo –y más barato todavía- es coger el rábano por las hojas y quedarse con una o dos palabras en la boca, como propaganda vaciada de objetivación real.
En Cultura, la conversación democrática también es primordial si logra centrar qué sea cultura y cuál su interés ciudadano. Despista no poco que los más expertos –antropólogos con credos dispersos-  se queden en orientadores de la “industria turística”, ávida de patrimonializar nostalgias de la España vaciada y atemporal. Y desorienta mucho más la pluralidad de usos del término “cultura”. En las barras de bar, en las tertulias de televisión y radio, y en  mil fiestas o festivales de todo tipo, florece la actual “cultura popular”. Está también la otra cultura, la “alta” y  no tan popular, y  asimismo el cajón de sastre de “la industria cultural”, al que se adhieren como lapas la “gestión” y  la “política cultural”. Y un Ministerio que, a veces se prende del de Educación, y desde hace tiempo va de cojitranco pariente del Deporte, junto a otros artificios autonómicos y municipales.
Es un mundo, el cultural, al que el pesimismo y optimismo se le alternan al ritmo de su bajada o subida en el PIB, en que también da dividendos la indiferencia o que el día a día ciudadano se limite a darse algo de lustre con él de cuando en vez. A ese territorio ambiguo de elitismos que conviven con lo rudimentario,  le cuadra bien la desatención al pasado histórico y a la memoria. Tan similar es a la que sufre la Educación o la Sanidad, que no se altera porque le vayan de maravilla los arbitrismos zafios y las opiniones infundadas, inmunes a cuanto pueda alterarlas.
Votos y vetos
 Como a la España vaciada, que conduce a abandonar los montes -y que ardan en verano con facilidad-, así se construye el hábitat cultural, lleno de tópicos y falsedades crecientes a medida que son más cortas las lecturas y se hacen más seductoras las visualizaciones de las Redes y los medios. Nadie podrá hacer, sin embargo, que la riqueza del intercambio conversacional cotidiano –el de la vida fructífera en la polis-  no dependa de la  información contrastable que cada ciudadano haga circular, un proceso en que  el tiempo, la oportunidad y la constancia en la búsqueda son determinantes para no restar valor a un bien que es complejo, transversal y de inevitables raíces históricas.
Institucionalizadas la Cultura y la Educación para que sea accesible a todos el potencial de ese plural entramado, concierne a su democratización pública que el desarrollo de un derecho cívico crucial haga más coherente, valiosa y atractiva la vida individual y grupal. Pero si se frivoliza su dimensión y quienes ostentan la representación política juegan a simplificarlo y esclerotizarlo, o a crear falsos debates dando la matraca con bizantinismos ajenos a las carencias existentes, el riesgo para la salud y la convivencia es serio. Se está viendo con la gestión de los resultados electorales –que ha situado a la politiquería inane como segundo problema en este momento, después del paro-. Y ha sucedido en lo concerniente a Madrid Centro,  expresión certera de la torpeza e ineptitud de muchos elegidos para gestionar democráticamente lo colectivo.
Las agresiones del odio suelen  seguir a la ignorancia y a la intolerancia gratuitas. La manipulación que términos como “calidad” y “libertad” muestran en las 155 medidas acordadas por el PP y Cs puede aparentar que todo queda muy moderado, pero será muy peligroso que no corrija las serias deficiencias que arrastran  los servicios sociales o el ejercicio de los derechos y libertades de todas y todos. Aburrido es recordar que John Locke (1632-1704), cuando en 1690 escribió la Carta sobre la tolerancia, dijo que “no es la diversidad de opiniones –inevitable-, sino la negativa a tolerar a aquellos que son de opinión diferente, la que ha producido todas las guerras y conflictos”.



Manuel Menor Currás


Vox pide a la Comunidad de Madrid los nombres y apellidos de las personas que imparten talleres LGTBI en los colegios (Sofía Pérez Mendoza para EL DIARIO)

ELDIARIO.ES publica esta noticia

Vox pide a la Comunidad de Madrid que identifique a las personas que han impartido talleres sobre diversidad en los colegios madrileños desde 2015. La portavoz de la formación de extrema derecha, Rocío Monasterio, ha registrado una petición de información en la Asamblea de Madrid para conocer la "relación de colegios en los que Cogam –la asociación LGTBI que los da– ha realizado actividades informativas, formativas o de otra índole", con detalles sobre el "temario", "una breve descripción de la actividad" y la identidad de los ponentes. 
La formación de Santiago Abascal ya ha actuado de forma similar en el Parlamento Andaluz, donde solicitó identificar a los funcionarios que evalúan los casos de violencia de género para depurar "casos ideológicos", y también en la Generalitat Valenciana, que no accedió a remitirles una lista de subvenciones a organizaciones LGTBI por considerarlo posible delito de odio
Ahora, Vox extiende este tipo de peticiones a la Comunidad de Madrid mientras intenta cerrar un acuerdo de investidura con el Partido Popular y Ciudadanos. Los tres partidos se reunieron este martes por primera vez y ahora tratan de encontrar una fórmula para hacer presidenta a Isabel Díaz Ayuso sin necesidad de firmar por escrito un pacto conjunto. Los votos de Vox son imprescindibles para que el gobierno de coalición acordado por Díaz Ayuso e Ignacio Aguado sea realidad. 
A Ciudadanos, por su parte, no le parece discordante esta nueva solicitud de Vox. "Están en su derecho de pedir la información que consideren oportuna y la Comunidad de Madrid será la que tiene que valorar si es conforme a derecho o no", ha declarado a los medios Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, tras conocer la petición del partido de extrema derecha.
"Estamos acosados por ellos", dice Carmen García de Merlo, presidenta de Cogam. Desde la asociación denuncian una situación de "presión" e "insultos" en los últimos meses que estudiarán en los próximos días para tomar medidas, avanza su presidenta. 
La diputada socialista, Carla Antonelli, que ha compartido en su cuenta de Twitter el registro de Vox, señala que la extrema derecha está "obsesionada" con el colectivo LGTBI y que ha iniciado en Madrid "una caza de brujas" contra ellos. "¿Va a admitir a trámite Ciudadanos y PP esta petición que vulnera la ley de protección de datos?", se pregunta Antonelli. 
Fuentes de la Consejería de Educación avanzan que no facilitarán esta información a Vox porque vulnera la ley de protección de datos y afirman que no tienen "un listado de acciones formativas" de cada colegio. "Está dentro de la autonomía de los centros. La Consejería no tiene por qué tener control sobre lo que se hace fuera del horario lectivo", añaden las mismas fuentes. COGAM, sin embargo, señala que algunas de estas actividades sí se pueden hacer en horario de tutorías por iniciativa docente o del orientador u orientadora del centro. La decisión pasa primero por la Mesa de la Asamblea de Madrid, donde PP, Ciudadanos y Vox controlan cinco de los siete puestos.
Monasterio ya atacó durante la campaña electoral estos talleres afectivo-sexuales y trató de desacreditarlos con el argumento de que promovían la "zoofilia" en los niños y niñas, haciendo referencia a una suerte de manual para los voluntarios que los imparten. "Es una manipulación. Se trata de una guía que no se entrega a los menores y que es para trabajar la diversidad y prevenir el bullying lgtbifóbico. Está pensada para que los instructores tengan información suficiente porque además en muchas ocasiones se suelen comparar estas prácticas con la homosexualidad", explicó entonces a eldiario.es Sara Guilló, técnica de educación de Cogam.
La organización lleva dos décadas impartiendo estas charlas en Madrid, donde cada vez más colegios las solicitan. Se han dado en alrededor de 80 centros públicos y concertados de la región. Vox considera que estos talleres son "adoctrinamiento" y deben eliminarse de los centros y ha emprendido su particular cruzada contra ellos incluyéndolos en su documento inicial de condiciones para negociar. Aunque esas exigencias ya se han rebajado.
El acuerdo firmado entre PP y Ciudadanos se compromete a garantizar, en un guiño a Vox, que en los colegios prevalecerán las "convicciones morales" de las familias. Y la candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya ha avanzado que llevará la ley LGTBI madrileña al Parlamento para votar su modificación en este particular. "Recogemos el respeto y el consenso con las familias a la hora de hablar de algunas cuestiones en clase sobre cosas que afectan a temas morales", dijo Díaz Ayuso al presentar el acuerdo. 
La norma, aprobada por el Gobierno de Cristina Cifuentes con el acuerdo de todos los grupos parlamentarios, incluye la incorporación de estos contenidos en las aulas con el objetivo de que "ninguna persona sea discriminada por razón de su orientación sexual, identidad o expresión de género". No obstante, el impulso de estas actividades sigue dependiendo de la voluntad de los centros educativos. 



La petición registrada por Rocío Monasterio a la Mesa de la Asamblea de Madrid

21-7-19: 82 Marea Blanca. Concentración y asamblea informativa (12:00 h, en el Ministerio de Sanidad)


INSTRUCCIONES DE INICIO DE CURSO PARA EL CURSO 2019-2020 EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Puedes descargar el documento aquí

14-7-19: Bicicletada *#NuestroDirectorSeQueda* en defensa del director del CEIP Blas de Lezo (10:00 h, desde CEIP Blas de Lezo de Las Tablas)


❗ATENCIÓN amigas y amigos❗
Este *DOMINGO DÍA 1⃣4⃣ DE JULIO* a partir de las *10:00h* 🕙 os invitamos a uniros a nuestra *BICICLETADA* 🚲  con salida desde nuestro cole 🏫 el *CEIP Blas de Lezo de Las Tablas* (c/ Frómista 27, Madrid) reclamando que *#NuestroDirectorSeQueda* 🤷🏻‍♂ porque *#LaNormativaLoPermite*📑
En la línea de meta 🏁 os recibiremos con un refrescante tentempié 🥤🧁🍹🍪
No vamos a permitir este descarado *#DedazoBlasDeLezo* 👉🏼❌
Y que a nadie se le olvide 💭: *#BDLNoSeRinde* 💪🏻✌🏾
*OS ESPERAMOS A TOD@S 🧒🏼👧🏽👦🏻👨🏼👩🏻‍🦳👩🏾‍🦱👨🏻‍🦰👨🏼‍🦲 PORQUE LA UNIÓN 🤝🏿 HACE LA FUERZA🙌🏻*